13 1 WEB 2
Agentes de Policía Local de El Espinar./E.A.

El Ayuntamiento de El Espinar lleva meses trabajando en la creación de una ‘Ordenanza de Convivencia Ciudadana y de protección de espacios públicos’ con la que se pretende disponer de una regulación específica que permita atender los requerimientos ciudadanos ante la proliferación de ruidos en las zonas residenciales, el respeto a las horas de descanso como derecho fundamental, al adecuado uso del mobiliario urbano y al respeto a las zonas verdes y limpieza del entorno.

Desde el Consistorio abrieron la posibilidad a todos los vecinos de participar en su creación y expresar su opinión sobre aspectos tales como: consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos, conductas que perturban la convivencia ciudadana, uso inadecuado de espacios e instalaciones públicas o conductas vandálicas en el uso del mobiliario urbano, elementos destinados a servicios públicos y el deterioro del espacio urbano.

Tras el periodo de consulta y la participación de todos los vecinos que quisieron, se ha redactado un texto definitivo que el pasado miércoles, en sesión plenaria, fue aprobado con los votos a favor de PP, Vox, Cs e IU y la abstención del PSOE. “Queremos dar las gracias a todos los vecinos que han participado y a todos los grupos políticos por sus aportaciones. Esta ordenanza es una herramienta que no existía y que es necesaria. El objetivo es dar una herramienta jurídica a la Policía Local para que puedan ejercer su trabajo de una manera más adecuada”, explicó el concejal de Seguridad, Javier Hernando.

La nueva ordenanza recoge dos títulos: por un lado, ‘Normas de conducta en espacios públicos’. En este título se regulan conductas tales como la degradación visual del entorno urbano (grafitos, pintadas, pancartas o folletos), uso impropio de espacios públicos (consumo de bebidas alcohólicas en la calle), necesidades fisiológicas, y actividades vandálicas en el mobiliario urbano (papeleras, contenedores, señales, fuentes, estanques, etc.).

Y por otro, ‘Otras conductas en el espacio público’ en el que se regulan los animales de compañía y la contaminación acústica. En cuanto a las sanciones, se establecen tres categorías en función de la gravedad: para las infracciones leves, multa de hasta 750 euros; para las infracciones graves, multa de 750,01 a 1.500 euros y para las infracciones muy graves, multa de 1.500,01 a 3.000 euros.

Los encargados de velar por el cumplimiento de esta ordenanza, así como, los encargados de tipificar la gravedad de las infracciones en caso de producirse serán los agentes de Policía Local de El Espinar. Además, los miembros de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de El Espinar podrán realizar funciones de vigilancia de esta ordenanza, pudiendo pedir a los miembros de Policía Local del municipio que ejerzan las funciones de autoridad que tienen reconocidas por el ordenamiento jurídico.

“En la ordenanza hemos intentado recoger todas las carencias que nos han trasmitido desde la Policía Local y les hemos dado un soporte jurídico con el objetivo de que los vecinos vean cubiertas sus necesidades”, explicó el alcalde, Javier Figueredo.