El presidente visitó la instalaciones de la quesería Moncedillo. /E.A.
Publicidad

Alcaldes y empresarios del Nordeste de Segovia comparten con el presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, las inquietudes actuales de la industria provincial. Acompañado de los diputados provinciales Basilio del Olmo y César Buquerín, De Vicente visitó ayer las localidades de Fresno de la Fuente, Cedillo de la Torre, Campo de San Pedro y Fresno de Cantespino, con cuyos alcaldes compartió los problemas y las necesidades de los vecinos y del sector empresarial.

Además, acompañado del alcalde de Campo de San Pedro, Diego López, el presidente de la Diputación se acercó a las instalaciones de la quesería Moncedillo, adscrita a la marca ‘Alimentos de Segovia’, y conoció junto al responsable de la empresa, Joaquín Manchado, la variedad de quesos y yogures de oveja que se elaboran en la fábrica de forma artesanal. Ésta, instalada en el polígono industrial Las Coronas de Debajo de Campo de San Pedro, lleva varios años, según el alcalde, “realizando un producto gourmet de gran calidad y abriéndose camino en un sector que, si ya de por sí no es fácil, después de la crisis que ha afectado a la hostelería, aún lo es menos”. Aprovechando la visita, Diego López comentó con Miguel Ángel de Vicente la actividad que desarrollan las seis empresas instaladas en el polígono y también la que está ubicada en las afueras del municipio, las cuales suman alrededor de medio centenar de empleados, y, al igual que sus homólogos en los pueblos visitados ayer por el presidente de la Diputación, trasladó a éste la importancia del empleo femenino y de las telecomunicaciones en el desarrollo rural, subrayando la necesidad de que la fibra óptica llegue a esta zona para favorecer el empleo y la instalación de empresas; una reivindicación, la de la mejora de la conectividad, con la que De Vicente ya ha mostrado su firme compromiso.

Durante su paso por Campo de San Pedro, además, el presidente de la Diputación Provincial se interesó por el espacio que el Ayuntamiento ha habilitado para el trabajo conjunto (coworking). Éste, fruto de una propuesta ciudadana que fue bien recibida por el Consistorio, reúne, tanto a personas que teletrabajan como a socios de empresas que cuentan con dos despachos privados en los que pueden celebrar sus reuniones.

Tal y como explicó el alcalde a Miguel Ángel de Vicente, el local rehabilitado sirve también para que sus usuarios compartan conocimientos de forma desinteresada con el resto de sus vecinos y en él se llevan a cabo conferencias o talleres que, en palabras del regidor, “demuestran el valor humano de las personas que conviven en este espacio de trabajo”. Para Miguel Ángel de Vicente, “iniciativas como ésta, que parten de los vecinos, resultan de gran relevancia a la hora de complementar el trabajo que se lleva a cabo desde los ayuntamientos y la Diputación, con el fin de fomentar la imagen del medio rural como una opción real para residir y poder acabar con la despoblación”.