Miguel Ángel de Vicente ha asistido en Medina del Campo a la puesta de largo de esta asociación en la que participan Cuéllar, Vallelado, Mata de Cuéllar, Sanchonuño y San Cristóbal de Cuéllar junto a otro once municipios de Valladolid y Zamora. / EL ADELANTADO
Publicidad

El Corredor Alimentario ‘Espacio 602’, en el que se integran cinco municipio segovianos, nace con el objetivo de impulsar la economía, crear empleo y luchar contra la despoblación en los municipios que tienen como arteria de comunicación la carretera autonómica CL-602 en torno a la industria alimentaria tan potente en la zona. Cuéllar, Vallelado, Mata de Cuéllar, Sanchonuño y San Cristóbal de Cuéllar, junto a otras once localidades de las provincias de Valladolid y Zamora, se han adherido a este proyecto que cuenta con el apoyo de las diputaciones de Zamora, Valladolid y Segovia, así como la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de Junta, cuya participación es clave para canalizar la petición de fondos europeos con los que poder financiar la consecución del proyecto. La carretera CL-602 se extiende por 112 kilómetros y enlaza Cuéllar con el pueblo zamorano de Toro, aglutinando 16 municipios que suman 59.759 habitantes y 228 empresas agroalimentarias.

Al encuentro que tuvo lugar en Medina del Campo de esta iniciativa acudieron alcaldes y representantes de dichos municipio segovianos y el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, que estuvo acompañado también en el acto por la diputada de Empleo y Promoción Provincial, Noemí Otero. “Estar aquí es una demostración más de nuestra voluntad y disposición para ser parte activa en el progreso y para trasladarles el firme compromiso de nuestra institución con el desarrollo del territorio”, señaló De Vicente.

En este sentido, el presidente provincial destacó que “la Covid-19 ha puesto de manifiesto la importancia de la industria agroalimentaria para permitir el abastecimiento durante los momentos más duros del confinamiento. Ahora es momento de plantear la adversidad de los tiempos actuales como una oportunidad, y este corredor de negocios, sin duda, es una apuesta clara por la modernidad, cohesión, sostenibilidad, desarrollo, en definitiva, por el futuro de esta zona”.

Para concluir, el presidente de la Diputación enfatizó que “a través de la CL-602 debe tejerse una red de colaboración y desarrollo, tanto de los 16 municipios que abarca la vía autonómica como todos los núcleos contiguos a la misma, que, en el caso de nuestra provincia, favorecerá el desarrollo más si cabe de la imponente industria agroalimentaria que lleva años progresando en la comarca del Carracillo y aledaños”.