Imagen del pasado fin de semana en un área de contenedores de Hontanares. /E.A.
Publicidad

No es un problema único de Hontanares de Eresma, sino que se produce en muchos pueblos de la provincia. El confinamiento ha llevado a un aumento considerable de residuos junto a las zonas de contenedores de este municipio, y al incumplimiento de la normativa existente en Hontanares, en cuanto a podas y enseres se refiere. Estos restos tienen sus horarios y puntos de recogida, pero muchos vecinos desobedecen y los depositan junto a los contenedores, ni siquiera dentro de los mismos, lo que presenta una imagen lamentable de muchas zonas de Hontanares de Eresma, principalmente en las urbanizaciones de La Atalaya y El Canto.

La alcaldesa de Hontanares, María Vallejo, explica que el Ayuntamiento es consciente de que se están produciendo estos hechos para los que existen sanciones, “pero no hay denuncias y nosotros no podemos estar en todos los puntos y a todas horas, para comprobar quienes incumplen las normativa”. En este sentido, la regidora apela a la “buena voluntad” y a la colaboración de los vecinos para que acaten las normas. “Lo que no puede el Ayuntamiento es que los operarios estén vigilando todo el día, porque al final serían basureros, y tienen que realizar otros muchos servicios”.

El cierre del antiguo vertedero por parte de la Junta y la paralización de la construcción del área de aportación de residuos, también está agravando esta situación.

La normativa de Hontanares de Eresma en relación a la recogida de podas, establece que se realizará previa notificación al Ayuntamiento, vía telefónica, presencial o por correo electrónico. Se podrán depositar en la puerta del domicilio, desde el domingo por la tarde hasta las 10 horas del lunes. Y en cuanto a los enseres, se depositarán en el área de la seleccionadora (al lado del campo de fútbol) en las fechas en las que el camión del punto limpio de Los Huertos pasa por el municipio, una vez al mes.

También se hará previa notificación al Ayuntamiento y siempre se depositarán entre las 8 y hasta aproximadamente a las 12,30 horas, hasta que llegue el camión. Un operario estará en la zona para ayudar a los vecinos e informarles. En caso de ser voluminoso, el mismo día de la recogida del camión se procederá a su retirada en la puerta del domicilio por parte de los empleados municipales.