18 1 web
Imagen de archivo del casco urbano de la localidad de Navalmanzano.

El concejal Eduardo Senín Herrero, que hasta ahora ocupaba el cargo de segundo teniente de alcalde y responsable de Medio Ambiente del Ayuntamiento, ha renunciado a sus atribuciones orgánicas, aunque se mantendrá como concejal.

Así lo ha confirmado el alcalde del municipio, Pablo Ángel Torrego (PSOE), quien explicó que fue el propio concejal quien le hizo esta petición con el fin de que el nombre de la localidad no se vea empañado por el litigio que mantiene la empresa del concejal con otra del municipio, dedicada a la distribución eléctrica.

Tal como detalló este periódico, la Audiencia Provincial de Segovia ha condenado a la empresa Esyta Networks, de la que es titular el concejal, “a cesar de inmediato en la perturbación de la posesión de las infraestructuras para el suministro de energía (…) en Navalmanzano”. Y ordena que cese en el uso que hace de esas infraestructuras “en tanto no obtenga la autorización pertinente y al inmediato desmantelamiento del cableado de fibra óptica que ha instalado”.

Tras darse a conocer la sentencia judicial, el representante de la empresa condenada quiso matizar que él “no usa la red eléctrica, en todo caso se comparte infraestructura de dominio público susceptible de ser utilizada”.

La sentencia de la Audiencia Provincial, que se dictó a finales de marzo, se encuentra pendiente de que el Juzgado de Instrucción de Cuéllar, donde se inició el procedimiento judicial, ordene su ejecución, tal como ha solicitado ya la empresa demandante, que se considera perjudicada, la eléctrica Juan de Frutos Distribución.

El cese de las funciones del concejal ha sido ordenado a través de una resolución de la Alcaldía de este Ayuntamiento la semana pasada. En ella se indica que ha sido cesado Eduardo Senin Herrero como segundo teniente de alcalde, y que será sustituido por la concejala Silvia Olmos Arranz.

En la misma decisión del alcalde se se revoca la representación de Eduardo Senín como concejal de Medio Ambiente e Infraestructuras Rurales y Promoción Económica, y se nombra para tal responsabilidad a Patricia Alvarez Tardón. Aunque la resolución tiene fecha del 1 de octubre, ha sido publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de ayer viernes.

El propio alcalde ha alabado el gesto de su concejal por haber sido una decisión el propio edil “en favor de la imagen del pueblo”. “Es un problema que tienen dos empresas y él no quiere que afecte al nombre del Ayuntamiento de Navalmanzano”.

Eduardo Senín ya tenía la condición de concejal del Ayuntamiento antes de que se iniciara el litigio judicial.

Sobre las competencias municipales, el alcalde Pablo Torrego, recuerda que, aunque en el organigrama municipal aparecen diversas funciones para los concejales, quien mantiene las competencias y adopta las decisiones últimas es el propio alcalde. “Eso pasa aquí y en todos los pueblos pequeños, como Navalmanzano”, añadió.