La diputada de Empleo visita un establecimiento de la provincia con datáfono. /E.A.
Publicidad

El Plan ReLanza de apoyo al comercio local y los productos de proximidad de la Diputación de Segovia ha supuesto una apuesta clara y decidida por “lo nuestro”. Enmarcado dentro del Programa ‘Segovia, Provincia Reactiva’ engloba diferentes líneas de ayuda directas a comercios y establecimientos de la provincia, que han tenido una gran acogida entre los destinatarios finales.

Dentro de estas ayudas se encuentra la destinada a la financiación de los costes de mantenimiento y utilización de Terminales de Punto de Venta (TPV) a establecimientos comerciales –también de venta ambulante– domiciliados en entidades locales de la provincia. Esta subvención, destinada a mejorar los medios de pago existentes en el medio rural, al mismo tiempo que se promueve el uso de la tarjeta como herramienta más ágil, segura e higiénica que el dinero en efectivo, ha tenido tan buena acogida que se ha tomado la decisión de ampliar el plazo de solicitud para los establecimientos de la provincia hasta final de año o hasta el momento en que se acabe el crédito de 10.000 euros disponible para la convocatoria.

Hasta el momento son decenas los comerciantes de la provincia los que han apostado por ofrecer el servicio del datáfono en sus establecimientos gracias al apoyo de la Diputación de Segovia. Así, se han adherido a esta iniciativa comercios de Cerezo de Abajo, Carbonero el Mayor, Urueñas, Nava de la Asunción, Cuéllar, Marugán, Bernuy de Porreros, Valtiendas, Navafría, Cantalejo, La Lastrilla, Martín Muñoz de las Posadas o Santiuste de San Juan Bautista, entre otros. Se subvenciona la implementación del datáfono en los comercios y establecimientos de venta ambulante de la provincia, y es que existen más de 700 establecimientos comerciales dedicados a la venta y distribución de alimentación por toda la provincia. De esta manera, la Diputación ha llegado a un acuerdo contractual con Bankia y Caja Rural, “por su gran presencia en nuestro territorio, con las que hemos suscrito sendos convenios de colaboración para financiar íntegramente los TPV durante los próximos doce meses a los comercios que así lo soliciten”, explicó el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, en la presentación del plan. De este modo, además, se promoverá el uso de la tarjeta de crédito como herramienta de pago más segura, higiénica y cómoda.