Calle Chorretones.
Calle Chorretones, en Cuéllar. / C.N.

La villa de Cuéllar se retrotrae años atrás para recuperar una actividad consolidada y de éxito que desapareció; vuelve ‘Cuéllar Stock’, una propuesta que pretende impulsar el comercio cuellarano celebrando una feria de stock. Se han adherido una docena de establecimientos que liquidarán sus existencias de stock durante toda la jornada comercial de este viernes y sábado. Concretamente, se pondrán a la venta productos de temporadas anteriores con descuentos muy atractivos que en algunos casos llegarán incluso al 60%.

Los comerciantes recuperan así una actividad que desarrolló con muy buena acogida la ya desaparecida Asociación Cuellarana de Comerciantes durante varios años consecutivos. Por entonces, el lugar escogido era el Pabellón Polideportivo Santa Clara, ero en esta ocasión será en los propios establecimientos participantes. Algunos de ellos han decidido sacar sus percheros a la calle para que los propios clientes puedan elegir los productos al aire libre, y mejorar así las condiciones generales y evitar aglomeraciones de cualquier tipo. Además, la intención es favorecer el ambiente que se quiere dar a estas jornadas de feria en las que se pretende impulsar el comercio local.

Moda hombre y mujer, moda infantil, calzado casual y deportivo, menaje del hogar y regalos son solo algunas de las propuestas de los comerciantes a la venta. Las condiciones de esta feria de stock incluyen que no estará permitido el cambio de los productos adquiridos. El horario dispuesto para esta actividad invita a los cuellaranos y vecinos de la comarca a visitar los comercios de ‘Cuéllar stock’ en horario comercial de toda la jornada del viernes y la mañana del sábado. Igualmente, la iniciativa pretende atraer no solo a los vecinos, sino a todos aquellos que han elegido esta zona para disfrute de sus vacaciones estivales. También podrán disfrutar de los precios especiales de las rebajas de temporada en cada establecimiento. Se espera que la actividad sea beneficiosa para todo el comercio de la villa pero también para el sector de la hostelería, ya que al favorecer la afluencia y la movilidad entre comercios, se generará un flujo de clientes importante.

Los doces establecimientos participantes son: Crecer, Modas Caprichos, Mercería Aldi, Deportes Olallo, El Ropero de las Hadas, Mercería Conchi, Atavío, Marey, Deportes Giocco, Unika, Pasitos y La Caja de las Mariposas. Durante el desarrollo de la feria será obligatorio el uso de mascarilla en los establecimientos, donde se vigilarán las medidas de distancia social e higiene que la situación actual de pandemia requieren. Asimismo, se llevarán a cabo las desinfecciones pertinentes para crear espacios seguros donde comprar.