El colegio de Médicos respalda el modelo del transporte a la demanda de Nava de la Asunción

El pasado 10 de julio volvía la Consejería de de la Junta volvía a implantar la propuesta del transporte sanitario a la demanda para pacientes de la zona básica de salud de Nava de la Asunción. Unos diez pueblos se ven desde entonces ya afectados por una decisión que ha sido recibida con disparidad de opiniones. Por un lado, los pacientes, que entienden que los inconvenientes por los tiempos que comprenden los traslados y la ausencia de profesionales -en unos lugares ya de por sí recargados en estas fechas- están por encima del beneficio obtenido. Sin embargo, para el colectivo médico es una respuesta correcta en función de las circunstancias actuales. “No puede ser una solución definitiva y seguro que hay que mejorar aspectos, pero dado el panorama que tenemos de déficit de médicos y sobre todo agravado en el caso de los especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria, creemos que es una medida que va en la buena dirección, sobre todo en el ámbito rural. Ya se puso en práctica el verano pasado y la experiencia nos parece acertada”, comenta Graciliano Estrada, presidente del Colegio de Médicos de Segovia.

La decisión va en la línea de lo defendido desde el pasado mes de enero por diferentes colectivos sanitarios y científicos a nivel autonómico, cuando el consejo de Colegios de Médicos, varias Sociedades Científicas y sindicatos de la región firmaron un documento en el que expresaban la recomendación de cambio de modelo de asistencia sanitaria en Atención Primaria, concentrando los recursos personales y materiales en Centros de Salud convenientemente dotados, a los que fueran trasladados los pacientes con un correcto, cómodo y eficaz medio de transporte, mientras siga existiendo un déficit de profesionales. “Hablamos de una buena respuesta de carácter general para afrontar estos picos de población flotante y de cartillas desplazadas en unos momentos en los que, además, hay que sumar otras ausencias como las vacaciones de los médicos. Eso no quiere decir que vaya a desaparecer la asistencia domiciliaria y otros servicios que se siguen prestando”, matiza Estrada.

Es uno de los temas destacados en este cierre de curso por parte del Colegio Oficial de Médicos, cuyo presidente aborda además otros aspectos candentes, como el de las olas de calor veraniegas. Hemos vivido en esta primera parte del verano varios episodios de diversas jornadas con temperaturas por encima de los 35 grados. No es un tema menor pues cada vez son más recurrentes. El Instituto de Salud Carlos III estimaba el pasado septiembre que en 2022 (superados los meses de más incidencia) habían fallecido en España 4.700 personas relacionadas con el exceso de calor.

Estrada hace un llamamiento a la prudencia y al sentido común: “Las olas de calor afectan más a zonas en las que no se está tan habituado a las altas temperaturas, es decir, la parte centro y norte de España”. En este sentido, recuerda los hábitos necesarios en estas fechas para combatir el calor, como la necesidad de hidratarse de forma habitual (bebiendo incluso aunque no se tenga sed) protegerse de los rayos de sol en las franjas centrales del día y evitar hacer deporte al aire libre en esos momentos de mayor incidencia. Recomendaciones para la población en general, “pero que afectan de forma especial a las personas más vulnerables, como los niños, ancianos, enfermos o a quienes trabajan expuestos al sol”. Recuerda que cada vez existe más normativa y sensibilización de organismos internacionales para alertar sobre protección ante estos fenómenos que provocan una mayor incidencia por el cambio climático: “Todo está relacionado con el concepto tan en boga últimamente del one health (una salud), que también alerta sobre la necesidad de prevenir a la sociedad ante los cambios del clima”.

Con la llegada del período veraniego, el Colegio de Médicos de Segovia cierra un año de transición. La directiva ha visto el relevo de varios de sus integrantes, entre los que se encuentran la vicepresidenta primera de Atención Primaria y el director de la Fundación Científica. Marina de la Infanta y José Mariano Hernández dejaron su puesto a José Rodríguez y Delia de Lucas, respectivamente. Dos áreas relevantes por diversos motivos. En cuanto al primero, “porque la Atención Primaria es fundamental para el sistema y, sobre todo, en una provincia con las características de envejecimiento y dispersión de la nuestra”. Y en el caso de la joven doctora -responsable desde hace poco de la Fundación del Colegio- apunta el presidente que recoge un legado muy importante por los “prolíficos y valiosos contenidos que se tratan en sus diferentes acciones para fomentar el conocimiento y la investigación”.

En ese sentido, el Colegio seguirá trabajando en la medida de potenciar este apartado, trenzando alianzas con otras entidades, centros y colectivos para mejorar y ampliar las becas de investigación y otros eventos de divulgación, sin olvidar un aspecto que gana enteros año a año, como es el de ampliar su colaboración en materia de asesoramiento científico con colectivos que ya han reclamado su presencia para el desempeño de estas acciones.

De momento, descanso expectante en el Colegio de Médicos segovianos a la espera de la vuelta a la actividad en septiembre, cuando tras las vacaciones veraniegas celebren su patrón San Cosme y San Damián, en el que se produce el tradicional reconocimiento a los profesionales que cumplen 25 años de ejercicio y para los que cuelgan definitivamente la bata.