Rosa Vila (derecha), vocal de ASIDOS, vendiendo productos junto a participantes de 'El Claustro'. / Nerea Llorente
Publicidad

La localidad de Santa María la Real de Nieva celebró de un mercadillo solidario en la plaza del Ayuntamiento, organizado por la Asociación Cultural ‘El Claustro’, coincidiendo con el mercado que se realiza los martes en ese mismo lugar. No es la primera vez que realiza un mercado de esta índole y siempre que lo hacen obtienen un gran éxito entre sus habitantes.

Para esta jornada contaron con la solidaridad de los santamarieños, que no solo se acercaron a comprar los distintos productos ofertados, sino que los propios vecinos donaron alimentos para su posterior venta. Aquellos que se acercaron al mercadillo pudieron probar exquisitos productos desde la empanada y las croquetas hasta algún suculento postre. También se ofrecieron otro tipo de productos, como varios juegos de mesa.

Todo lo recaudado va destinado a la Asociación Síndrome de Down de Segovia (ASIDOS), que cuenta en su asociación con más de 20 chicos con este trastorno genético. Con lo recaudado buscan lograr la transición de la vida adolescente a adulta de estos jóvenes, ya que necesitan estudiar y prepararse para poder llegar a trabajar en las empresas y eso conlleva un alto gasto económico. ASIDOS ya cuenta con cuatro chicos formados y trabajando de manera normalizada en alguna empresa. Además de formar a personas con Síndrome de Down, la asociación busca la defensa de los derechos de las personas con síndrome de Down y sus familias, utilizando los recursos ordinarios de la sociedad siempre que sean posibles. Atienden y orientan a los padres de recién nacidos con Síndrome de Down, les proporcionan información y formación a los padres, profesionales y a la sociedad en general. También orientan sobre los servicios de atención médica y contactan con otras asociaciones, fundaciones, en instituciones afines para el intercambio de conocimientos.

La vocal de ASIDOS, Rosa Vila, que participó activamente en en el mercadillo, agradece enormemente la realización de este mercadillo por parte de ‘El Claustro’ ya que “necesitamos contratar a muchos profesionales para formar a los niños y este tipo de aportaciones nos ayudan a conseguirlo”.

Aunque el evento comenzó sobre las 10:30 horas, una hora antes, varios vecinos ya se habían acercado a llevar algunos productos gastronómicos para colaborar con la Asociación Cultural ‘El Claustro’.

Además esta asociación busca siempre la inclusión en todas las actividades que realiza. Un buen ejemplo de ello fue el campeonato de juegos autóctonos que realizaron el pasado domingo, 1 de septiembre, donde uno de los ganadores fue un niño con Síndrome de Down.