El centro de jubilados también cerró unos días antes. /E.A.
Publicidad

Mucho se debate estos días sobre si las medidas establecidas por el Gobierno tras el decreto del estado de alarma, han llegado tarde. El alcalde de San Pedro de Gaíllos, Juan Carlos Montero está convencido de ello, porque, en su opinión, “el cierre a tiempo (una semana antes) de la residencia de mayores, el centro de jubilados y el bar del pueblo fue un acierto”. El regidor comenta que, a día de hoy (por ayer) no registran ningún caso de contagio de coronavirus ni en la residencia ni en el resto del pueblo. Este centro cuenta en la actualidad con cincuenta residentes y más de veinte trabajadores, y en los últimos días se he hecho viral en las redes sociales un vídeo de un montaje realizado por los propios internos, sobre un ‘telediario’ del coronavirus en tono irónico y humorístico.

También considera Juan Carlos Montero que el cierre del único bar de esta localidad de 285 habitantes fue otro “punto importante”, “porque es donde nos reunimos los vecinos y los que vienen de Madrid, y al estar cerrado pues nos quedamos en casa”. Y el alcalde agradece además a sus vecinos que se estén cumpliendo de forma estricta las medidas de confinamiento en sus viviendas, de distancias entre unos y otros en el caso de coincidir en la calle, y de acudir a la compra para adquirir lo esencial y no todos los días. Una parte importante de la población de San Pedro de Gaíllos son personas mayores, muy concienciadas con el cumplimiento del estado de alarma. También reconoce Juan Carlos Montero que algunos trabajadores, como es caso, que es agricultora, están acudiendo a sus labores, al ser esenciales.

Ahora ya están estudiando la posibilidad de adoptar otras medidas, de cara a los próximos meses, como la suspensión de las fiestas de Rebollar, ya acordada, que se celebran en abril. También se está pensando en qué hacer con las fiestas de San Pedro, en el mes de junio, porque el alcalde considera que actividades como una ver bena pueden ser peligrosas por la concentración de muchas personas. Y lo mismo puede pasar con la fiestas de San Isidro Labrador, el 15 de mayo, en un pueblo agrícola como San Pedro de Gaíllos.