Manuel Jesús 'El Cid', en su último San Isidro. / PLAZA 1
Publicidad

Los festejos populares copan un importante espacio dentro de los días grandes de Nava de la Asunción. Los encierros y las sueltas de reses tiñen de colorido las mañanas en la localidad, mientras que por la tarde el punto más destacado del programa taurino es un festival con picadores, que se celebrará el domingo 15 (17.30 horas). Para la ocasión, actuarán el rejoneador portugués João Moura Caetano, en lugar del anunciado en un principio Raúl Martín Burgos, Juan Serrano ‘Finito de Córdoba’, Luis Miguel Encabo, Manuel Jesús ‘El Cid’, David Mora y el novillero Alejandro Peñaranda. Los novillos a lidiar corresponden a la ganadería toledana de Fernando Peña, cuya procedencia actual es Núñez y Torrestrella.

Moura Caetano (Monforte, 1983) tomó la alternativa en Lisboa en junio de 2006 y se dio la casualidad que confirmó en Las Ventas apenas dos días después. En lo que respecta a esta temporada, acumula una veintena de festejos, principalmente en el país luso. Antes de torear en el coso navero, está acartelado el sábado en Vila Viçosa (Évora) junto a Antonio Ribeiro Telles, João Telles, Luis Rouxinol, Manuel de Oliveira y Antonio Telles.

Finito (Sabadell, 1971), con 28 años de alternativa a sus espaldas, se encuentra inmerso en una temporada de sello y estilo propio. Sin terminar de entrar en el circuito de las ferias, pero con paso por las principales: Valencia, San Isidro, Córdoba, Málaga y Bilbao. Con la lesión de Enrique Ponce al comienzo de la campaña y su buena actuación en Fallas donde cortó una oreja, parecía que iba a ser el candidato a ocupar el sitio en los carteles en los que el diestro de Chiva estaba anunciado. Finalmente ha seguido su curso y suma una quincena de corridas. En el municipio albaceteño de Casas Ibáñez indultó un toro de Fermín Bohórquez y ahora viene de Venezuela donde toreó dos tardes en Tovar (Mérida).

Encabo (Madrid, 1975) ha vuelto a vestirse de luces este año. Tras casi dos campañas sin hacerlo, ha trenzado el paseíllo en Melilla y Almorox con un balance de cinco orejas. Su vinculación con Jorge Arellano le han llevado a este cartel, que remata con oficio y experiencia.

Uno de los nombres de la temporada está siendo el de El Cid (Salteras, 1974), que al término de la misma se cortará la coleta tras 19 años en el escalafón superior. Este festival supondrá su primera actuación del año en la provincia y su adiós de los ruedos segovianos. La despedida del sevillano está siendo extensa y no ha faltado a los principales feudos del toreo como Vistalegre, Castellón, La Maestranza, Las Ventas, Soria, Burgos, Santander, Huelva, Málaga o Bilbao. Ahora le espera Valladolid, justo el día antes de Nava, y luego encarará la recta final a su carrera en plazas clave en su carrera como Logroño, Sevilla o Madrid.

Mora (Madrid, 1981), por su parte, está en un momento complicado. Año difícil el que está atravesando, al no tener eco su paso por San Isidro. Lleva tres corridas y ha tenido que orientar su campaña a los festivales. En cuanto a su presencia en el municipio segoviano, no es la primera vez que pisa este albero; pues en 2008 y 2009 toreó una corrida de Torrenueva y otra de Arcadio Albarrán respectivamente.

Cierra el cartel Peñaranda. El joven novillero de Iniesta (Cuenca), formado en la escuela taurina de Albacete, apenas lleva un año desde que debutará sin picadores en Villamalea. Se presenta en Nava de la Asunción tras una serie de firmes actuaciones en territorio manchego, en las que ha triunfado en Cenizate, Casas de Lázaro, Ontur, Villamalea o recientemente en la feria de Albacete.