Presentación del XXI Certamen de Tapas Villa de Cuéllar.
Presentación del XXI Certamen de Tapas Villa de Cuéllar.

Los cuellaranos estaban esperando saber acerca del tradicional concurso de tapas, que este año se mueve de fecha y cambia su formato. Así lo explicaron la concejal de Desarrollo Económico, Raquel Gilsanz, el alcalde de la villa, Carlos Fraile, la presidenta del CIT, Lucía Arranz, y dos hosteleros en representación de la Asociación de Hosteleros de Cuéllar. Se trata del XXI Certamen de Tapas Villa de Cuéllar y se celebrará los días 29, 30 y 31 de octubre; esos días será obligatorio para los participantes ofrecer la tapa de concurso, quedando los días 28 de octubre y 1 de noviembre a elección del establecimiento.

Con la colaboración de Alimentos de Segovia, el CIT de Cuéllar, la Hostelería, Distribuciones Arranz y Mahou, se saca adelante este certamen que, como reflexión en alto desde el Ayuntamiento, pretende espaciar eventos durante el año y hacer así que haya movimiento más fines de semana. Normalmente, su fecha original ha sido San Miguel, pero la oferta festiva de este 2022, con un fin de semana completo de actividad, obligó a la hostelería a posponer y repensar el certamen para dar así mejor servicio.

Se espera llegar a contar con una docena de establecimientos aún por confirmar, y una de las mayores novedades es que no contará con la votación popular; será un jurado semiprofesional y relacionado con la cocina y la hostelería, desconocido, quien pruebe las tapas y delibere de manera “secreta”. Se votarán primero, segundo y tercer premio a la mejor tapa basándose en los valores culinarios, presentación, y un compendio general de factores. Para garantizar el nivel de las tapas, a los hosteleros se les ha cobrado una inscripción de 25 euros.  Los vecinos sí tendrán que usar las tarjetas que se les entregue en los bares participantes para entrar en el sorteo de lotes de productos Alimento de Segovia, Mahou y Heineken, que se celebrará el 2 de noviembre a las 12.00 horas.

La presidenta del CIT explicó que tras muchas reuniones se ha llegado a este certamen que pretende establecer nuevos lazos con la hostelería y unir turismo y gastronomía en Cuéllar, aunque “todavía queda mucho por hacer y sacar adelante”. Para la hostelería local este es un gran esfuerzo “porque no se pierda el certamen y dar un momento de alegría a la gente”, como señaló Javier Gozalo, del Restaurante Chaplin. Aseveró que se trata de un año “complicado para que salgan las cuentas y haber podido mantener la tapa a 1,50 euros”, lo que ha  frenado a muchos hosteleros. Sin embargo, afirmó que pondrán “todo de nuestra parte” para animar este puente y generar actividad económica en la localidad, para que la gente “se anime a salir y esto sea bueno para todos”.