Inauguración del Rastrillo Solidario con la Directora del Centro de Día, alcalde, concejales y danzantes.
Publicidad

Es época de solidaridad en todos los lugares, pero más aún en el Centro de día, que ya ha inaugurado su XX Rastrillo Solidario, que este año colabora con ASPACE, la Asociación de Parálisis Cerebral en Segovia.

A este sencillo pero tradicional acto acudieron el alcalde de la localidad, Carlos Fraile, y algunos concejales del equipo de Gobierno a los que recibió Caridad García, directora del Centro de Día. Al escenario subieron ella misma, la madre de una paciente y una de las trabajadoras sociales de ASPACE, Marta del Caz. La asociación nació en 2002 como una entidad sin ánimo de lucro que pretende dar servicio y calidad de vida a todos los afectados por esta discapacidad. La elección de ASPACE para este rastrillo  es, como siempre, para aportar una ayuda económica, pero también para concienciar y dar visibilidad a ciertas enfermedades, mostrando además las posibilidades de acercar los servicios de apoyo a los pacientes, conocer los recursos que existen por parte de asociaciones como esta.

Marta del Caz, trabajadora social de ASPACE desde hace 10 años, explicó las características de la asociación, formada por un grupo de padres de hijos con parálisis cerebral. La enfermedad se desarrolla hasta los cinco años, hasta que el cerebro madura. Desde la asociación también dan servicio a afectados por enfermedades raras afines, “cada vez menos raras”, como explicó Marta. “Queremos visibilizar este tipo de discapacidad, luchamos por sus derechos ante las administraciones públicas, en educación, servicios sociales, y mejoramos su calidad de vida”, detalló. Lo hacen a través de programas de promoción de autonomía personal, para desarrollar por completo sus capacidades, con fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional, psicología, incluso hidroterapia. Confesó que el dinero que llega de la administración “siempre es menos de lo que necesitamos”, y el esfuerzo de las familias se quiere minimizar. Por eso, el rastrillo  ayudará a la asociación, familias y pacientes.

El Rastrillo es fruto de la sensibilización y el esfuerzo de los socios del Centro de Día en forma de solidaridad. Todos los trabajos, además de habilidad y destreza manual, “llevan la ilusión y parte del corazón que ponen las personas que lo han realizado”, comentó Caridad, que agradeció la labor a las personas participantes en el taller de manualidades y pintura, en el de bordado y costura, bolillos, al Consejo de Centro y colaboradores. Entre ellos se encuentra la Asociación de Vecinos de los barrios La Cuesta El Salvador, que ha realizado varias piezas de ganchillo. En el Rastrillo se pueden encontrar todo tipo de artesanías: desde marcos hechos de corcho hasta marcapáginas, peluches de ganchillo, tazas, botes, delantales, salvamanteles y muchos productos que pueden ser el regalo perfecto para Navidad.

Para la presentación de este rastrillo, la entidad y el centro establecen una colaboración mutua, y ASPACE se encargó de que el Grupo de Danzas de Zarzuela del Pinar realizara una animada actuación que encantó al público presente. Seguidamente, una chocolatada solidaria completó la tarde, endulzando el paladar de los usuarios e invitados, siempre en favor de una buena causa.

El Rastrillo Solidario se mantendrá todo el fin de semana en el Centro de Día de Personas Mayores, esperando la solidaridad de los vecinos.