Varios niños juegan con sus padres a los bolos mientras lucen sus disfraces. / E.A.
Publicidad

Como bien es sabido, el carnaval es una celebración pública que tiene lugar inmediatamente antes de la Cuaresma cristiana, con fecha variable -desde finales de enero hasta principios de marzo, según el año-, y que combina algunos elementos como disfraces, desfiles y fiestas en la calle que viviremos estos días. Tradicionalmente termina con el entierro de la sardina, donde que se quema o maltrata una figura simbólica que representa los vicios y el desenfreno que afloraron durante la fiesta, previa a la Semana Santa.

Como cada año, la tradición de esta fiesta regresa a la villa de Santa María la Real de Nieva, para llenar de colorido, alegría y buen ambiente estas fechas, gracias a la Asociación Cultural ‘El Claustro’ que organiza hoy un día muy festivo, apto para todas las edades.

Desde las 17.00 a las 20.00 horas, los más pequeños de la localidad podrán disfrutar, en la Plaza Mayor, de diferentes juegos aptos para todas las edades, música, baile y una merienda para finalizar. Por la noche, a partir de las 00.00 horas, la fiesta continuará en la antigua residencia para los mayores, con buen ambiente, comida, el ya tradicional bingo y música hasta que el cuerpo aguante. Además, se podrá participar en un concurso de disfraces con premios para el mejor disfraz individual o en pareja y otro grupal.

Siempre se ha dicho que ‘la vida es un Carnaval’, por ello, desde la organización de la Asociación Cultural ‘El Claustro’ invitan a todo el mundo, sea o no vecino de la villa, a disfrazarse y a pasárselo fenomenal dejando la monotonía del día a día a un lado para dar paso a uno de los momentos más festivos del año.