El buitre negro alcanza las 156 parejas reproductoras

La reducción de visitantes al parque natural ‘Sierra Norte de Guadarrama’ contribuye al aumento

La colonia de buitre negro del parque natural ‘Sierra Norte de Guadarrama’ alcanzó en 2020 las 156 parejas reproductoras y los 125 pollos volados. El menor uso del parque natural durante la primavera del año pasado puede ser uno de los factores que ha contribuido al éxito reproductor de la especie.

El delegado territorial de la Junta, José Mazarías, presidió ayer el patronato del parque natural ‘Sierra Norte de Guadarrama’, que se reunió de forma telemática. Entre los asuntos tratados en el encuentro, la directora-conservadora del espacio protegido, Patricia Riquelme, presentó las memorias de actividades de 2019 y 2020 del parque.

En cuanto al seguimiento y conservación de las especies más emblemáticas del espacio protegido, el número de parejas de buitre negro ha alcanzado la cifra de 183, de las que 156 han tenido pollos, cifra superior a la de 2019, cuando se contabilizaron 140 parejas, de las que pusieron huevos 118. De la puesta del año pasado, 125 pollos consiguieron volar, frente a los 91 del año anterior.

Respecto al águila imperial, el número de territorios ocupados por parejas ha pasado de 11 en 2019 a 12 en 2020, y los pollos nacidos que tuvieron éxito pasaron de 11 a 13. Por lo que se refiere al águila real, se han contabilizado cinco territorios ocupados por parejas el año pasado y un pollo que consiguió volar, mientras en 2019 fueron tres territorios y dos pollos.

Un año atípico

En relación a la afluencia de público al espacio protegido durante 2020, fue significativamente menor a la de 2019 y con cifras muy variables a lo largo del año. La situación se produjo como consecuencia del confinamiento a partir del mes de marzo, el cierre de los centros de interpretación de la naturaleza y la posterior recuperación de visitas en verano, cuando el uso del medio natural como recurso para el ocio aumentó.

Tomando como referencia los dos centros de visitantes asociados al parque natural: la ‘Casa del Águila Imperial’ de Pedraza y el centro de interpretación ‘Boca del Asno’, en los Montes de Valsaín, hay que señalar que la reducción del público a estos espacios fue de más del 50% en el último año.

La ‘Casa del Águila Imperial’ recibió 2.394 visitantes frente a los 9.636 de 2019. Aunque en los meses de julio y agosto la afluencia fue mayor que la temporada anterior -1.727 personas frente a las 1.322 de 2019-, el cómputo anual es muy inferior al de un año normal.

Por su parte, ‘Boca del Asno’ recibió a lo largo del año pasado un total de 5.285 visitantes, cuando en 2019 fueron 10.689. En agosto repuntó levemente la cifra de visitas con 1.465 frente a los 1.309 del año anterior, pero como en Pedraza, los datos son más bajos en 2020.

El parque natural, con 71.374 hectáreas, integra 35 municipios: Aldealengua de Pedraza, Arahuetes, Arcones, Arevalillo de Cega, Basardilla, Caballar, Casla, Collado Hermoso, Cubillo, El Espinar, Gallegos, La Losa, Matabuena, Navafría, Navas de Riofrío, Ortigosa del Monte, Otero de Herreros, Palazuelos de Eresma, Pedraza, Pelayos del Arroyo, Prádena, Rebollo, San Ildefonso o La Granja, Santiuste de Pedraza, Santo Domingo de Pirón, Santo Tomé del Puerto, Segovia, Sotosalbos, Torre Val de San Pedro, Torrecaballeros, Trescasas, Turégano, Valdevacas y El Guijar, Ventosilla y Tejadilla. Y en Ávila, Peguerinos.