perro busca trufas 1
El banco busca un registro de olores que permitan localizar a desaparecidos/EA

Un total de 40 personas participaron este fin de semana en el muestreo realizado por la Unidad Canina de Salvamiento (UCAS) de Arrate en Riaza, atendiendo a la iniciativa impulsada por esta asociación para crear un ‘Banco de olores’ en el que los perros adiestrados en la búsqueda de personas puedan tener una referencia olfativa para seguir un rastro en caso de su desaparición.
La iniciativa contó con la colaboración del Ayuntamiento de Riaza, que cedió las instalaciones de la Casa Cultural para una charla en la que los integrantes de la asociación explicaron el proyecto y para la recogida de muestras que tuvo lugar el pasado domingo
UCAS de Arrate firmó un convenio con la agrupación de Voluntarios de Protección Civil para este proyecto, siendo la de Riaza la primera recogida de muestras que se registra en la provincia.
El Banco de Olores está integrado dentro del proyecto Cada minuto es vida impulsado por la Unidad Canina de Rescate y Salvamento.
Dicho proyecto dio comienzo en 2016 y tiene como objetivo principal la creación de un archivo de muestras de olor humano que sirvan para agilizar las búsquedas de personas por parte de los perros de rescate de la asociación.
La primera prueba piloto se realizó en 2019, a partir de muestras recogidas tres años antes.
En aquella ocasión tomaron parte dos voluntarios cuyas muestras habían sido recogidas y almacenadas en una bolsa con cierre hermético tres años antes.