Inicio de las obras en la parte posterior de la Biblioteca de Cuéllar. /c.n.
Publicidad

Como ya se anunció hace varias semanas, las obras de accesibilidad de la Biblioteca Municipal comenzaron este pasado lunes, con el consecuente traslado de los servicios al Palacio de Pedro I. El alcalde de la localidad, Carlos Fraile, y la concejal de Cultura, Maite Sánchez, explicaron cómo se están desarrollando  las primeras jornadas de trabajo tras firmar el acta de replanteo. Fraile habló de la petición a la empresa de la “máxima celeridad posible en los trabajos para volver a la normalidad en la biblioteca”. Aseguró que es una obra “no compleja pero sí que se trata de manchar lo menos posible”. Comentó  que para proteger todo el material, la primera jornada se colocaron plásticos y se organizaron los trabajos con la empresa.

Sánchez, por su parte, explicó que al Palacio de Pedro I se ha trasladado un servicio de sala de estudio, con las limitaciones que marca el espacio, y de préstamo y devolución de las obras más demandadas. Aseguró que los bibliotecarios  conocen perfectamente cuáles son las obras más solicitadas para contar con ellas en la nueva ubicación. Sánchez agradeció la “fantástica labor” de los profesionales de la bilbioteca, “sabiendo lo difíciles que son los traslados”. Además, la concejal aclaró que se pueden pedir obras para préstamo que no se encuentren físicamente en la sala; tanto al personal como por correo electrónico, los bibliotecarios lo conseguirán para el día siguiente. “No va a haber ningún problema, nos hemos ocupado de que los libros que permanecen en la biblioteca estén bien recogidos, hemos trabajado en paralelo”, señaló.

PROGRAMA DE ANIMACIÓN A LA LECTURA

La actividad se mantendrá en la sala cultural Alfonsa de la Torre, en cuyo espacio se podrá dar mayor cabida a público que antes se veía limitado por el espacio de la sala infantil de lectura. La concejal animó a participar a todos los interesados, que son muchos durante todo el curso, gracias a la labor de la Biblioteca de Segovia.