Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma
Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma. / KAMARERO

Con la llegada de los meses estivales, el Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma invita a los vecinos hacer un uso racional del agua, al ser un recurso natural y un bien necesario y escaso. El alcalde ha emitido un bando por el que se informa, entre otras cuestiones, que el riego de plantas, jardines y zonas verdes se hará con el agua imprescindible y, a ser posible, por goteo, evitando derrames y excesos.

Asimismo, el lavado de vehículos queda prohibido en las calles y espacios públicos. Y los puntos públicos de agua, como fuentes, bocas de riego y bocas de incendios, solo pueden ser utilizados por el personal autorizado por el Ayuntamiento.

El municipio informa, además, que las piscinas privadas, individuales y colectivas, que se pongan en uso este año, se deberán llenar hasta el 30 de junio de 2021. Después de esta fecha, cualquier llenado o rellenado que suponga más de tres metros cúbicos de agua, deberá solicitarse y ser autorizado por el Ayuntamiento.

Se puede abrir expediente sancionador por el incumplimiento de estas medidas o por cualquier otra acción abusiva en el gasto de agua e imponer la sanción que corresponda.

Animales

Por otro lado, Palazuelos de Eresma también ha publicado un bando sobre la obligatoriedad de recoger los excrementos de perros, caballos y otros animales, ante el aumento de las quejas de los vecinos. Además, los animales no pueden acceder libremente a las vías y espacios públicos o propiedades privadas sin ser conducidos por sus poseedores o propietarios.

En el caso de los perros, irán conducidos en las vías y espacios públicos sujetos con cadena, correa o cordón resistente. Aquellos perros cuya agresividad sea razonablemente previsible, dada su naturaleza y características, deberán circular provistos de bozal y conducidos por personas mayores de edad.

El Ayuntamiento recuerda que el Reglamento de Protección de los animales de compañía establece que “la persona que conduzca el perro queda obligada a la recogida de excrementos del mismo en las vías y espacios públicos, salvo en aquellas zonas autorizadas a tal efecto por el municipio correspondiente”. También establece que “los propietarios o responsables de animales, impedirán la deposición de excrementos de dichos animales en áreas de tránsito peatonal, calzadas, zonas verdes, etc.; en el caso de defecación deberán recogerse inmediatamente las deyecciones del animal”.

El bando explica que cuando se dejan los excrementos en los espacios públicos de los barrios (parques infantiles, calles y jardines públicos), “estamos generando un problema higiénico-sanitario que puede afectar a la salud de todos y, en ese caso, generar la correspondiente responsabilidad del propietario del animal”. Por ello, se requiere a todos los propietarios de estos animales para que recojan los excrementos de sus perros y caballos en las vías y espacios públicos.