El municipio se adapta a la nueva normalidad. /LUCÍA LUQUE
Publicidad

Las consecuencias derivadas de la crisis sanitaria del Covid-19 han llevado al Ayuntamiento de Otero de Herreros a la aprobación de una serie de medidas que ayuden en el proceso de la desescalada.

Entre las disposiciones municipales, destacan: la devolución de la tasa por el servicio de guardería en el mes de abril y siguientes que permanezca cerrada, la compensación del importe de la tasa de basura de 2020 a aquellos que no son de la tarifa doméstica, la suspensión del cobro por ocupación de terrazas de bares, la adquisición de equipos de protección para vecinos, la desinfección de calles y espacios públicos o la adquisición de mamparas de protección para diferentes puestos de trabajo.

Asimismo, se informa de los programas municipales suspendidos, del cierre de instalaciones públicas o de la atención telemática a ciudadanos. Por su parte, permanecen a la espera de las instrucciones para proceder en la guardería al inicio del nuevo curso o en las recomendaciones para la apertura de la piscina municipal en las próximas semanas.

De igual modo, el Consistorio agradece a los vecinos su comportamiento y responsabilidad, así como a los concejales, trabajadores y fuerzas de seguridad por su proceder y colaboración con las medidas adoptadas con carácter urgente.