Concentración de peñistas durante las pasadas fiestas de Nava de la Asunción. / Amador Marugán
Publicidad

El Ayuntamiento de Nava de la Asunción emitió un bando municipal, el pasado viernes día 31 de julio, a través del que informa la suspensión de las fiestas patronales en honor al Santo Cristo de la Expiración, que estaban previstas para celebrarse la segunda y tercera semana del mes de septiembre.

El objetivo de esta decisión no es otro que salvaguardar la salud de los vecinos, con el fin de evitar la concentración numerosa y las aglomeraciones de personas para controlar la expansión de los contagios por covid-19.

La cancelación de las fiestas se enmarca dentro de las directrices que han establecido los distintos organismos oficiales dada la responsabilidad personal y el papel que juegan los ayuntamientos en el proceso de desescalada. Según recoge el comunicado oficial, “las fiestas patronales concentran una gran cantidad de personas en los distintos actos que se organizan desde este Ayuntamiento, incompatibles con las recomendaciones de las autoridades sanitarias que aconsejan evitar la concentración masiva de personas”.

El acuerdo plenario -logrado en la sesión de pleno municipal del pasado jueves 30 de julio- relacionado con la suspensión de las fiestas asegura que “a la vista de la situación que estamos viviendo, debido a la pandemia global por la covid-19, que ha supuesto una paralización de diferentes sectores, entre ellos y en cuanto al municipal se refiere, las actividades culturales y festivas, parece conveniente que esta Corporación tome las medidas adecuadas en lo relativo a las fiestas patronales, con el fin de salvaguardar la salud de los vecinos. Vista la aprobación del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la covid-19 que, ante los posibles riesgos que pudieran derivarse, hace urgente y necesaria la adopción de medidas preventivas, mientras no sea declarada oficialmente la finalización de la situación de crisis sanitaria, y en el ámbito autonómico el acuerdo 29/2020 de 19 de junio de la Junta de Castilla y León, por el que se aprueba el Plan de Medidas de Prevención y Control para hacer frente a la crisis sanitaria, modificado por acuerdo 33/2020, publicado con fecha 10 de julio de 2020”.

Además, incluye un mensaje contundente a la par que esperanzador que señala que “esta Corporación entiende que lo primero es la salud y la seguridad de las personas y que como la vida sigue adelante, en un futuro. tiempo habrá de celebraciones y de fiestas. Hemos de tomar unas medidas que, seguramente, a nadie le gustaría tomar, pero que son necesarias en estos momentos. Hay que ser más responsables que nunca, tener mucha cautela, sobre todo ahora, y evitar las consecuencias que podrían tener las actividades festivas en el municipio”.