18 1 WEB
Coche de Policía Local de El Espinar. /E.R.

Por segundo año consecutivo el Ayuntamiento de El Espinar ha decidido suspender las fiestas patronales en honor al Cristo del Caloco ante la situación provocada por el coronavirus. Esta cancelación, que se entiende como un acto de responsabilidad, no ha sido bien recibida por todos los vecinos y el miedo a la celebración de botellones, reuniones o fiestas clandestinas ha obligado al Consistorio a redoblar los turnos de Policía Local y a solicitar a la Guardia Civil que haga un esfuerzo por controlar estos actos desde el próximo viernes.

Pedimos ante todo responsabilidad. Que se cumplan las normas sanitarias que se encuentran en vigor y que no se culpe a los hosteleros por la situación. Hay que hacer hincapié en la necesidad de tener Policía Local y Guardia Civil y que su presencia sirva para sancionar a cualquier persona que se salte las normas. Sabemos que no es agradable tanta presión policial pero creemos que es la única manera de que la gente respete las normas”, asegura Javier Figueredo, alcalde de la localidad.

Los últimos actos vandálicos que han tenido lugar en el municipio han hecho saltar todas las alarmas, pero al tratarse de actos aislados y al haber identificado a los responsables se espera que la situación esté controlada y se respeten las normas como sucedió en 2020.

Un claro ejemplo de que se pueden celebrar actos respetando las normas han sido las ‘no fiestasde Los Ángeles de San Rafael en las que se celebraron conciertos, juegos para niños, espectáculos de magia y demás actos en los que participaron muchos vecinos y en los que no se registraron incidencias.

La situación en El Espinar es más complicada por el volumen de población pero desde el Consistorio esperan que los vecinos cumplan como lo han hecho hasta ahora y que no haya que lamentar ninguna incidencia grave durante la próxima semana.