El Ayuntamiento de El Espinar corta el tráfico de la ‘forestal’

La carretera que une el municipio con San Rafael estará abierta para peatones

El Ayuntamiento de El Espinar ha anuncia esta semana el corte del tráfico en la carretera forestal que une el núcleo de El Espinar con el de San Rafael desde hoy, día 1 de julio y hasta el 20 de septiembre. El motivo principal de este corte, según apuntan desde el Consistorio, se trata de “impedir la circulación de vehículos a motor con el fin de que las personas puedan pasear y disfrutar del maravilloso entorno natural”.

El corte de producirá desde la Fuente de Peña Morena, hasta la Fuente de la Hiedra, estando permitido únicamente el acceso a dichas fuentes para coger agua. Desde hoy quedará cerrado el tramo intermedio, excepto para Servicios y vehículos autorizados para aprovechamientos tradicionales.

Sin embargo, también se apunta a la posibilidad de que este corte tenga que ver con el aumento de la circulación de coches los días de más tráfico en la Travesía de San Rafael. Muchos conductores habituales de la zona eligen esta alternativa para saltarse los controles de tráfico o evitar los atascos. Estas restricciones hacen que la única forma de ir de El Espinar a Madrid por la N-6 sea atravesando San Rafael.

Otros de los puntos que también se cierra al trafico desde hoy es el Paseo Rivera (San Rafael), en su confluencia con las calles Yedra y Galgas, salvo accesos a garajes. “La finalidad de esta acción y nuestro objetivo principal es que los vecinos puedan pasear sin peligro”, apuntan desde el Ayuntamiento, aunque este corte también podría estar relacionado con el tráfico de la Travesía.

En el mismo comunicado han informado de que el mercadillo semanal se trasladará al paseo Paseo Rivera.Esperamos que, al igual que el pasado año, se disfrute de éste magnífico lugar por niños y mayores, sin olvidar las medidas sanitarias que sean de aplicación en cada momento” aseguran. Estos cortes de tráfico se unen a los de las siete calles de San Rafael que todos los viernes y domingos son cortadas para evitar los atajos por las calles del núcleo cuando el tráfico de la Travesía provoca retenciones kilométricas en la N-6 a su paso por la localidad.