El alcalde mostró los planos de la nueva ubicación, en la planta baja de Niñas Huérfanas. / C.N.
Publicidad

La semana que viene, el Ayuntamiento acogerá un pleno extraordinario para la votación de, entre otros asuntos, la modificación de crédito extraordinaria. Se trata de la adaptación de los locales de la planta baja de las viviendas de Niñas Huérfanas para oficinas. La partida económica será de 187.544,99 euros para acondicionar este  local municipal con dos objetivos: utilizar el local en el tiempo que dure la obra de accesibilidad del Ayuntamiento, e instalar las Oficinas Técnicas de manera permanente en esta nueva ubicación. La obra de la Casa Consistorial tiene prevista una duración de entre seis y ocho meses, y hace que 22 personas, trabajadores del Ayuntamiento, tendrán que abandonar el edificio. Son los funcionarios municipales, Policía Local y los siete concejales del equipo de Gobierno, que necesitan unas dependencias donde trabajar, instalar una red para la administración electrónica, y dar buen servicio y atención al ciudadano. “No hemos encontrado, a nuestro juicio, un local ya existente para que nos vayamos todos con garantías, y por eso acondicionaremos este local”, explicó el alcalde.

Una vez terminen las obras en el Ayuntamiento, la Oficina Técnica permanecerá en Niñas Huérfanas. Esto se debe a que la instalación del ascensor plantea la supresión de tres puestos de trabajo que ocupará el hueco de dicho ascensor. “Ahora mismo hay dos personas de prácticas que no tienen ni espacio para estar, el equipo de Gobierno tampoco”, añadió. Además, Fraile aseguró que la atención de la Oficina Técnica requiere de una cierta privacidad y atención que sea óptima. Saldrían del edificio actual la Oficina Técnica, el Departamento de Patrimonio y más espacios que albergarán Grupos Políticos o Personal Funcionario que se vaya incorporando en el futuro.

LA DISTRIBUCIÓN DEL ESPACIO

El espacio ya está distribuido para comprobar que estas 22 personas podrán trabajar ahí. La entrada se hace por la puerta que existe entre calle La Morería y Solana Alta. Habrá un hall en el que se instalará una recepción, a la que le siguen siete despachos y dos salas de reuniones. También contarán con una zona de trabajo común y archivo, un RAC informático y aseos, tanto de discapacitados como de hombres y mujeres. “Se trata de poner en uso un local municipal que en estos momentos está totalmente diáfano y hay que aprovechar, darle un uso cuando al Ayuntamiento le hacen falta espacios”, explicó el alcalde.

Los plazos estipulados contemplan que a final de año estas obras de adaptación salgan a licitación, con entre tres y cuatro meses de ejecución. Así, en la segunda mitad del ejercicio 2020 se espera empezar la “tremendamente necesaria” obra en el Ayuntamiento.