alcalde
Carlos Fraile, alcalde de Cuéllar. / C.N.

Carlos Fraile, alcalde del a villa de Cuéllar, dio a conocer ante los medios locales cuál será la decisión del Ayuntamiento ante la sentencia del actor Jesús Puebla, que reconoce su despido el pasado noviembre como improcedente. Fraile repasó los hechos, que se remontan hasta 2010, cuando Jesús Puebla inicia su relación contractual con el Ayuntamiento en calidad de actor. Puebla viene prestando tales servicios mediante la concatenación de contratos temporales con el objeto de representaciones teatrales encargadas por la Concejalía de Turismo; en febrero de 2013 se añadió la colaboración con la Oficina de Turismo, cuestión que enlaza con las críticas a las nuevas bases de contratación de actores.  El último de los contratos se suscribió en 2019 y finalizó por parte del equipo  e Gobierno en noviembre de 2020, amparado en el Real Decreto del Estado de Alarma debido al covid. En febrero del 2017 se le nombró funcionario interino. 

De este modo y siendo llamado a trabajar cada anualidad desde 2010, se le reconoce como trabajador por tiempo indefinido fijo de carácter discontinuo. Como explicó Fraile, lo que es discutible es determinar si la necesidad del trabajo puede atenderse mediante un contrato temporal, eventual, como los que se venían suscribiendo, o este tipo de contratos solo atiende a circunstancias excepcionales o cuando la necesidad es imprevisible. La sentencia falla y declara la improcedencia del despido, que obliga al Ayuntamiento a abonar 13.301,32 euros, y en caso de readmisión, el abono de los salarios hasta la fecha. 

Fraile reconoció que este proceso judicial es el mismo que ha ocurrido con los trabajadores de la Escuela de Música -en trono a ocho-, lo mismo que con dos trabajadoras de la ORA, una persona de la Oficina de Turismo y con una trabajadora de la Oficina de Atención al Inmigrante y Asuntos Sociales. “La magistrada no entra a valorar el despido que hemos efectuado amparados en el Real Decreto, sino que entiende que este trabajador, al haber concatenado  siete contratos es una persona indefinida, fija-discontinua, y el despido improcedente”, resume el regidor local.

“Nosotros vamos a recurrir el fondo del asunto y vamos a recurrir el cálculo dela indemnización, porque entendemos que está mal calculada”, explicó el alcalde. Añade que se entiende y “queda demostrado que el Turismo es cambiante, tanto en su fondo como en su forma, y estaríamos admitiendo a una persona de manera indefinida en la plantilla del Ayuntamiento”. Habló de los efectos económicos “que tanto preocupan”; en el pero de los casos, con 13.301 euros a pagar, 6.300 son de salarios de tramitación en caso de readmisión, por lo que se habla de una indemnización neta de 7.000 euros.

El alcalde insistió en que este no es el primer caso de este tipo, y que el equipo de Gobierno recibe sentencias por todas las contrataciones que se han venido realizando por parte del Ayuntamiento de manera temporal, y han sido más de 10 procedimientos judiciales. “Me resulta curioso y triste el ruido que se ha levantado por una cuestión ordinaria, pero hay gente que siempre se maneja mejor en el ruido y no vamos a entrar a rebatir las declaraciones hechas por su parte”, indica el alcalde. 

En caso de que el recurso vuelva a favorecer al actor, se procederá al pago de la indemnización, al igual que con otro proceso del mismo tipo interpuesto por una actriz.