encierro Cuellar martes
Uno de los tradicionales encierros celebrados en la villa de Cuéllar. / C.N

La mirada de los cuellaranos está puesta, después de los festejos de junio, en las fiestas patronales de agosto, a la espera de la evolución de pandemia y las vacunaciones. En la presentación del festejo de cortes la semana pasada, el alcalde trató el tema a raíz de la presentación de un protocolo de encierros ante la situación sanitaria en San Sebastián de los Reyes. Los festejos populares del municipio madrileño son siempre referencia para los de Cuéllar y viceversa, puesto que además de su reconocimiento, se desarrollan en las mismas fechas.

Carlos Fraile comentó que en una videollamada se presentó, tanto a la Fundación Toro de Lidia como a Cuéllar y a la Federación de Peñas de Castilla-La Mancha y Madrid, dicho protocolo para la celebración de los encierros en San Sebastián de los Reyes. “Ellos están convencidos de que con la evolución de la pandemia y como consecuencia del proceso de vacunación, a últimos de agosto va a ser más que factible desarrollar encierros”; “a mí me parece bien que se vaya trabajando en esos proyectos, pero hay que decir que los medios de la ciudad de San Sebastián de los Reyes no son los que tenemos nosotros”, señaló conciso el alcalde. Explicó que por lo que se les comentó, habrá una preventa de entradas para las talanqueras según tres posiciones por cada valla. Además, a los corredores se les identificará en unas carpas y además de verificar la inscripción, les otorgan una mascarilla de un color para cada día de encierro.

“Antes de eliminar o suspender un evento de tanta trascendencia tradicional y económica, esperaremos lo máximo que podamos”

“Nosotros, puertas al campo no podemos poner”, continuó el alcalde. Fue claro y recordó sus palabras del año pasado ante la misma incertidumbre: “Decisiones precipitadas, ninguna”, indicó. Recalcó que los encierros de Cuéllar, además del arraigo emocional que a todos los cuellaranos supone, están declarados de Interés Turístico Internacional y su componente económico es “grandísimo”; “antes de eliminar o suspender un evento de tanta trascendencia tradicional y económica, esperaremos lo máximo que podamos”, comentó el regidor local. Asimismo, Fraile aludió a la Junta de Castilla y León como autoridad responsable que debe marcar todavía qué ocurrirá con las fiestas populares de verano, si se podrán hacer de manera adaptada o de ninguna forma.

En el ánimo de los cuellaranos se guarda esperanza por los encierros, pero aún es pronto para poder tomar decisiones, y la posición del Ayuntamiento es, de momento, la de esperar a ver qué ocurre.