La XX iluminación de fuego del castillo de Coca tendrá que esperar hasta el 2021. / Nerea Llorente
Publicidad

El pasado viernes 26 de junio, en el Pleno Ordinario del Ayuntamiento de Coca, se aprobó por unanimidad la suspensión de las fiestas patronales de agosto, en honor a Nuestra Señora de la Asunción y San Roque.

Los concejales del Partido Socialista, Partido Popular y Villa de Coca, se pusieron de acuerdo en lo que tildan de “ejercicio de responsabilidad, debido a la situación en la que nos encontramos como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19”. Esto es algo que se suma a la recomendación de la Junta de Castilla y León, que pedía la no celebración de las fiestas de verano en toda la Comunidad, además de la prudencia y cumplimiento de las medidas sanitarias y distanciamiento social por parte de las autoridades sanitarias.

Por lo tanto, espectáculos tan esperados como la XX iluminación de fuego del castillo de Coca mediante pirotecnia y que concentran a una gran multitud, tendrán que esperar hasta el próximo año.

Esto no supone que no se vaya a realizar ninguna actividad a lo largo del verano en la localidad. Desde el Consistorio están programando diversos actos que permitan garantizar en todo momento la seguridad de los asistentes. Para ello están terminando de organizar un programa cultural y deportivo para la primera quincena de agosto y para todas las edades. Serán actos con aforo controlado, principalmente para estar sentados, como algún concierto o cines de verano. También quieren llevar a cabo actos deportivos como zumba o alguna actividad de baile que permita mantener la distancia de seguridad entre los asistentes. Para los más pequeños habrá espectáculos con títeres e incluso magia.