Lugar donde se encontraba el vertedero tras la limpieza por parte del Ayuntamiento de Coca. / David Rubio
Publicidad

La Junta de Castilla y León ha puesto en marcha las labores para eliminar, en su totalidad, el antiguo vertedero de la Balisa de Coca, con el objetivo de retirar la mayor cantidad posible de residuos contaminantes.

Este vertedero, tenía un gran impacto visual, además de contaminante, por la zona en la que se encontraba situado, junto a zona de campo y pinares, por donde mucha gente acostumbra a pasear o a hacer deporte.

A pesar de no haber finalizado las tareas de limpieza, los operarios del Consistorio se han encontrado nuevos residuos depositados recientemente en la zona. Desde el Ayuntamiento tildan estas acciones de “incivismo y falta de responsabilidad” por parte de algunas personas. Con el fin de concienciar a la población, no van a consentir este tipo de actitudes. Para ello, se va a realizar un cerramiento de la zona con malla cinegética, como elemento disuasorio para aquellas personas que no respetan las normas de convivencia.

Residuos que había en la zona antes de la limpieza.

Además, se colocarán carteles informativos sobre la prohibición del vertido de basuras en la zona, con sanción económica elevada para aquellos que lo incumplan. El Consistorio llevará a cabo conjuntamente con el Seprona y los agentes medioambientales, los servicios de vigilancia necesarios para preservar la zona.

“Queríamos un espacio limpio por el que pasear sin sentir vergüenza, ahora que le tenemos, ayúdanos a mantenerlo”, afirman desde el Ayuntamiento de la localidad.