Las escaleras de acceso al Castillo contarán con una barandilla./c. núñez
Publicidad

Las obras en los centros de educación locales ya han comenzado, como estaba previsto desde su anuncio por parte de la Concejalía de Cultura. Sonia Martín, a la cabeza de la misma, explicaba hace días cuáles eran las mejoras puntuales que se están realizando en cada centro.

En el CEIP La Villa se están sustituyendo las persianas del edificio lateral izquierdo por rejas. De las nueve rejas colocadas, cada tres son abatibles. Con esto se contribuye a la mayor seguridad en el edificio y se eliminan unas persianas que estaban en mal estado, provocando problemas a alumnos y profesores. En el CEIP San Gil, uno de los que más reforma necesita a pesar de ser el más reciente en su construcción, se ha sustituido una puerta que daba problemas. También se ha arreglado una pared que había sufrido desprendimientos; a la puerta se le ha puerto un cierre antipánico, ya que se encuentra en la zona de Infantil y así no hay que recurrir a enganches para cerrar. En una de las entradas laterales que dan al patio interior se ha colocado una luz disuasoria, se han arreglado persianas y enyesado paredes con más desperfectos. También se realiza el mantenimiento necesario de fluorescentes, radiadores y otros elementos propios del centro. Por último, en el colegio Santa Clara se va a proceder a entarimar el suelo de secretaría y dirección. El material lo proporciona el centro y el Ayuntamiento va a instalarlo.

Una actuación que se va a llevar a cabo en todos los centros es la colocación, de nuevo, del decálogo de convivencia, esas normas de civismo que ya se colocaron el año pasado pero que se realizaron en PVC y se han deteriorado. Ahora se van a hacer en chapa para que se mantengan durante más tiempo y sigan siendo útiles.

Por último, el instituto de Educación Secundaria Duque de Alburquerque también va a contar con mejoras, no estrictamente en su interior, pero sí en sus accesos. La entrada de las escaleras va a contar con una barandilla que facilite la subida a los alumnos, además de para los visitantes. La obra se comentó en el consejo escolar y aunque no compete directamente al instituto, facilita la entrada a los alumnos, así que se va a proceder a su instalación. El Ayuntamiento ha accedido a pesar de que la rampa está perfectamente preparada para facilitar el paso cuando algunos alumnos cuentan con muletas o dificultades para subir.

Las obras se iniciaron la semana pasada y continúan esta, en función del personal de servicios municipales disponible; se irán enlazando labores hasta concluirlas todas. Desde el Ayuntamiento se ha defendido en varias ocasiones que se actúa en la medida de lo posible, y que se acometen actuaciones que no son competencia directa del Consistorio para mejorar la calidad de las instalaciones y la estancia de los alumnos. Aún quedan muchos arreglos que acometer, pero estas actuaciones ya son un paso.