22 1 WEB
Carretera SG-500 sobre la que se ha proyectado un mejora de plataforma y firme. / E. A.

El Colectivo Azálvaro ha presentado recientemente sus alegaciones solicitadas por la Junta de Castilla y León como organización implicada en el ‘Proyecto de Mejora de Plataforma y Firme de la carretera SG-500’ que se encuentra en fase de estudio y elaboración del informe de impacto ambiental. En el documento, la asociación “se manifiesta favorable a que se realice una mejora de la carretera SG-500, con el refuerzo del firme sin la ampliación de la plataforma”. Sin embargo, asegura que “debe ser quirúrgica y  plenamente adaptada a las condiciones naturales del espacio protegido”, integrado en la Red Ecológica Europea Natura 2000.

“Por lo visto, en la documentación que se nos remite, el proyecto está lejos de conseguir esa compatibilidad de objetivos, motivo por el que hemos presentado alegación al actual proyecto”, explica José Aguilera, presidente del Colectivo Azálvaro.

En el documento presentado, uno de los puntos que desde el Colectivo consideran más críticos son los atropellos de fauna. “El proyecto no tiene en cuenta que el incremento de la intensidad del tráfico como consecuencia de la alternativa planteada de ensanche y mejora del firme, con variantes en planta y alzado y, en especial, si se construye la variante de El Espinar promovida por la Consejería de Fomento, hará que todas sus menguadas predicciones queden desmentidas por los hechos, aumentando drásticamente el impacto sobre la fauna”, aseguran.

El plan SAFE como prueba

En mayo de este año arrancó el Plan Stop Atropellos de Fauna Española (SAFE), para evaluar la mortalidad de fauna por atropellos en España, con el objetivo de sacar por primera vez a la luz las cifras de la mortalidad de especies de vertebrados que se producen en las carreteras españolas y contribuir a la seguridad vial.

Este ambicioso plan de diagnóstico está financiado y promovido por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), y será desarrollado por las principales sociedades científicas españolas que trabajan con grupos específicos de fauna. Desde su puesta en marcha, el Colectivo Azálvaro se une para aumentar los esfuerzos, recogiendo los datos de atropellos en la SG-500, los cuales han sido introducidos en sus alegaciones. “Los datos aportados por el proyecto relativos al registro de atropellos de fauna en el tramo estudiado son ridículos y no representa ni siquiera mínimamente el problema actual”, explican.

22 2 WEB
Ejemplar de meloncillo atropellado en la SG-500. / E. A.

El colectivo viene observando un aumento en el número de usuarios de la carretera Ávila-El Espinar (AV-500 y SG-500), que fue diseñada como un medio de comunicación local, pero desde hace unos años se ha convertido en una vía rápida para acceder a la Comunidad de Madrid, ahorrando parte del peaje de la autopista. “Las consecuencias para la fauna son desastrosas, más graves cuanto más aumenta el tráfico de vehículos. Esta infraestructura vertebra la comarca de Campo Azálvaro, espacio integrado en la Red Natura 2000 de la Unión Europea”, recuerdan.

Sin lugar a dudas, las obras mejorarán la seguridad de la vía que en los últimos años ha incrementado el tráfico medio diario de vehículos, pasando de tener 226 vehículos diarios en 2004 a un total de 624 en 2019, y con una prognosis según proyecto de 1.029 en 2022. Pero hay que destacar que los atropellos de fauna son un problema generalizado y uno de los impactos más evidentes que producen las vías de transporte en los ecosistemas. Las obras de la carretera aumentarán significativamente los atropellos de fauna registrados anteriormente, que son solo la punta del iceberg de todos lo que realmente se producen, afectando cada día a un gran número de mamíferos, anfibios, reptiles y aves.

Desde la asociación espinariega creen fehacientemente que, de llevarse a cabo el arreglo de la manera proyectada, el número de atropellos de fauna aumentaría significativamente, poniendo en peligro, además, a todos los usuarios de esta vía.