aparcamiento plaza mayor cuellar
Nuevo aparcamiento limitado, señalizado con pintura amarilla, en la Plaza Mayor de Cuéllar. / C.N.

El edil de Tráfico del Ayuntamiento de Cuéllar, Tomás Marcos, continúa con su plan de repintado y remodelación de las plazas de estacionamiento en varios puntos conflictivos de la localidad. Después de una renovación completa en la zona de Los Lavaderos, donde se han repintado todas las plazas de aparcamiento, más una zona de maniobrabilidad que debe quedar despejada, una plaza de discapacitados y varias de estacionamiento limitado frente a Correos, ha procedido de mismo modo en la Plaza Mayor. La parte más baja de la plaza central del municipio cuenta con una línea de aparcamiento en la que no caben más de seis vehículos.

La intención de colocar esta como ‘zona amarilla’, que permite estacionar tan solo durante un máximo de 30 minutos, es garantizar la movilidad y la fluidez de los vehículos que aparquen. Igual que en la zona de Correos, esta se mantiene con ese máximo de media hora las mañanas laborables, es decir, de lunes a viernes en horario de 8.00 a 15.00 horas. Este espacio es el elegido para los que se desplazan hasta la zona centro a realizar trámites municipales en el Ayuntamiento, Centro de Salud o comercios aledaños. Con estas plazas, el funcionamiento es similar al de las marcadas como zona azul pero de manera gratuita; el objetivo sigue siendo que la movilidad de vehículos permita la posibilidad de aparcar en este punto a más vecinos.

Como en Los Lavaderos, donde los estacionamientos también se producen para realizar trámites en notaría, Seguridad Social, Correos o Registro, en la Plaza Mayor habrá una constante vigilancia de Policía Local. Tras pintar las marcas viales junto a Correos, la jornada posterior para los agentes locales fue informativa; se personaron para dar a conocer a los vecinos las nuevas fórmulas de estacionamiento de este espacio. En principio, no entra en los planes la sanción y sí el convencimiento y la disuasión ante este método. No obstante, se trata de contar con la aceptación de las nuevas normas pro parte de los vecinos, por lo que se ruega colaboración para no pasar a la sanción.

La Concejalía de Tráfico sigue trabajando para que los vehículos no ocupen lugares no aptos para el estacionamiento, por salvaguardar la seguridad de los peatones y por descongestionar el centro y casco histórico de la villa. Las medidas son poco a poco aceptadas por los vecinos de Cuéllar, que deben cumplir la normativa.