IMG 0745
El bar de la piscina está pendiente de renovarse antes de afrontar su apertura. / C.N

La apertura de la piscina climatizada trajo consigo el avance de los trabajos que ya se están realizando en la piscina de verano. Desde su remunicipalización el año pasado, las labores de acondicionamiento se han ido sucediendo y así lo contaron dos de las concejales encargadas, Lucía Arranz y Raquel Gilsanz. Actualmente se están realizando arreglos en el antiguo bar de la piscina, situado en la parte de abajo y que comunica también con las pistas deportivas. Este bar dejó de dar servicio hace más de cinco años, quedando tan solo el de la piscina climatizada, espacio que nunca ha llegado a convencer del todo a los usuarios por sus limitaciones. La intención del equipo de Gobierno ya desde el año pasado ha sido recuperar este bar y mejorarlo para enriquecer más el servicio de piscina para los usuarios de verano. 

Los trabajos que se están realizando pasan principalmente por embaldosar de nuevo y se está estudiando la manera de dotar de cocina a estas instalaciones. La idea es que este bar sea el tradicional de las piscinas, que ofrezca servicio de cocina incluso para llevar y con apertura un poco más amplia de horario, como se plantea en otras localidades cercanas y que tanto éxito tiene entre los vecinos. Este es precisamente uno de los puntos débiles de la piscina de Cuéllar durante estos pasados años, que ahora se pretende impulsarse  a la vez que se van mejorando las instalaciones poco a poco. 

“Los usuarios llevan pidiendo mucho tiempo que se reabra este bar, y este año nos parece muy interesante dado que da servicio a las pistas deportivas y hemos ampliado el horario”, comentó Arranz. Una de las dificultades que se plantea para la apertura de este bar se sitúa en los baños, pero se espera poder solucionarlo y que con los aseos de la piscina y los de las instalaciones deportivas no haya mayor inconveniente, aunque todavía se está analizando la manera más adecuada.

La intención es cerrar la piscina climatizada el 13 de junio y casi empalmar un cierre con la apertura de la de verano. “Vamos a intentar dar el mejor servicio y asegurar todas las medidas sanitarias, como hicimos el año pasado”, añadió. 

Otras mejoras

Las concejales explicaron que también se está trabajando en las instalaciones de la piscina de verano como tal, tratando el césped para que a su apertura esté en las mejores condiciones. Se han tenido que talar algunos árboles más debido a su mal estado y para garantizar la seguridad. Se plantea dotar de más sombra a todo el espacio con sombrillas en busca de que las instalaciones sean lo más confortables posibles para todos los que elijan la piscina de Cuéllar este verano.