El Espinar Manifestacion Travesia San Rafael KAM1479
Protesta en la Travesía de San Rafael en el año 2018. /KAMARERO

La Travesía de San Rafael poco a poco va recuperando su estado habitual. Camiones, autobuses, furgonetas y turismos abarrotan el centro del núcleo de San Rafael huyendo del peaje de la AP-6. Esta situación que parecía haber terminado con las restricciones de movilidad ha vuelto con fuerza una vez que se han abierto las fronteras entre comunidades.

La calma en la que vivían los vecinos del núcleo espinariego ha terminado devolviendo a la más cruda realidad a todos sus residentes. Sin embargo, este problema que ya se ha cobrado la vida de varias personas, tendría una fácil solución si de verdad hubiera voluntad política.

La variante ya está construida y es la autopista, lo que hace falta es que la administración general y la Junta se pongan de acuerdo para obligar al tráfico pesado a usar la AP-6 a través de una serie de bonificaciones y nosotros desde el Ayuntamiento ayudemos a los vecinos de la localidad a pagar el peaje para ir a Madrid a trabajar”, explica Javier Figueredo.

Con la llegada del verano esta previsto que el tráfico se intensifique y se vuelvan a ver esas enormes hileras de coches que se perdían en la montaña. Cuando esta situación se vuelva a producir el alcalde de la localidad asegura que organizará, si la situación sanitaria lo permite, nuevas movilizaciones y protestas ciudadanas exigiendo a la administración que ponga una solución.

Son varias las asociaciones y colectivos que nos apoyan y las protestas van a volver en cuanto la pandemia remita. Es la única manera de hacernos ver y que nos tengan en cuenta. Vamos a protestar en la calle y vamos a cortar la Travesía de San Rafael para exigir una solución. Los vecinos se merecen vivir en paz”, asegura el alcalde. Poner fin a este problema requiere del consenso de muchas partes pero supondría un hito en la historia del municipio espinariego.