Feria de Cuéllar
Nuria Fernández, Jesús García y Jaime Pérez. / c. núñez
Publicidad

A la vuelta de la esquina se encuentra la Feria de Cuéllar, que comenzará el próximo viernes 3 hasta el domingo 5 de mayo. Vuelven 15,000 metros cuadrados de exposición que se llenarán de los sectores de industria, alimentación, mueble, decoración, servicios y automoción, con la garantía de ser un escaparate en toda la comarca.

El alcalde de la villa estuvo en el acto de presentación de la que será su última Feria ostentando el cargo, y lo acompañaron el diputado de Promoción Económica, Jaime Pérez, y la concejal de Industria, Comercio y Turismo -y candidata a la Alcaldía- Nuria Fernández. Jesús García Pastor destacó que esta feria ha crecido de forma exponencial durante estos años, en especial durante estos últimos 12 años de gobierno. Quiso centrarse en la importancia d euna Feria como la de Cuéllar, “lo necesaria e imprescindible que es en todo los aspectos, más cuando empieza a descender el consumo”; “es una aportación a que ese flujo de personas que estarán presentes consuman de los productos allí presentes, generen actividad económica y permita que muchas empresas se mantengan y otras se puedan crear”, señaló. Al hilo de esto, volvió a reclamar por que las Administraciones apoyen estas citas, ya que Ayuntamientos como el de Cuéllar soportan más de un 70% del coste real de la Feria. El alcalde aseguró que se llegan a alcanzar los 80.000 euros de coste, pero la verdadera importancia está en el retorno que genera durante los meses siguientes. El regidor local recordó las subvenciones que se otorgaban desde la Junta, pero que desaparecieron en la época de crisis, dejando como único apoyo el que aporta la Diputación de Segovia. “Animo a las Administraciones a que se lo piensen, se impliquen y potencien este tipo de ferias”, concluyó. García aseguró que hay que aprovechar este flujo de visitantes, tanto fuera como dentro de la carpa. Como en otras ocasiones, Jesús García defendió que a pesar de no poder crecer en superficie, la Feria de Cuéllar cuenta con un marco incomparable, único, a los pies del Castillo y en el recinto amurallado. “Quien tenga que seguir tiene que ser serio y mantener una feria de calidad como la que s eha venido haciendo a lo largo de estos años”, explicó el alcalde en referencia a las posibilidades valoradas de ampliar con un “mercadillo” en calles aledañas, alternativa desechada. El regidor local insisitió en la “protección” de este tipo de eventos.

LA FERIA EN SÍ Nuria Fernández, doce años al frente de la Feria, presentó una edición más de un evento que es cita obligada del calendario cuellarano. Fernández explicó que en esta Feria se ha crecido en estands de la provincia de Segovia y de la localidad. “Vemos que aumentamos al 55,8% las empresas que participan de la provincia, y quiere decir que esta no es solo una Feria de Cuéllar, sino de la provincia, y es un orgullo”. Hizo hincapié en cómo se animan los cuellaranos a participar, “que no deja de ser un escaparate de 40.000 visitantes, y que es muy difícil recibir tantas visitas en un año”. Aseguró que es una manera de “recordar que existimos, de poder engalanar y ofrecer a nuestros clientes habituales una manera novedosa de enseñar nuestros productos, que estamos aquí y no hay que irse a otros lugares”, reafirmó.

Fernández también aclaró que la disposición y división en sectores marcados facilita a los visitantes dónde puede dirigirse si no quiere ver toda la Feria. Desde 2007 prima esta diferenciación en las carpas, que es fundamental y permite al visitante que recorre toda la Feria, hacer un esquema mental de cuáles son las zonas que volvería a visitar.
Toda la zona exterior vuelve a estar ocupada por el vehículo industrial, que cada vez cobra mayor protagonismo en este certamen y más aún en las Jornadas del Vehículo Industrial, que tendrán lugar el sábado en el Palacio de Pedro I. En resumen, la Feria de Cuéllar volverá a concentrar a miles de personas que generarán actividad económica ahora y a corto plazo, pues esta Feria revierte en los negocios en el futuro próximo.