Segunda jornada de cribado masivo en Cuéllar. / C.N.

“Después de dos días de cribado solo puedo tener palabras de agradecimiento a todos los que habéis pasado por el polideportivo de Cuéllar”; así se pronunciaba el alcalde en redes sociales en la jornada posterior a las dos de cribado masivo en Cuéllar. Los datos totales revelaban el jueves a última hora que 4.052 personas habían acudido a realizarse el test de antígenos de segunda generación para conocer si eran positivos en covid. Finalmente, 76 personas se detectaron como contagios. Según los datos y las estadísticas de contactos estrechos, en cada jornada se han retirado algo más de 200 personas como posibles contagios: cada uno de los positivos notificados comunicará al menos entre 2 y 3 contactos estrechos que también deberán guardar cuarentena y confinamiento domiciliario, por lo que finalmente se retira en torno a las 500 personas “de la circulación” con su aislamiento.

“Nos tenemos que quedar con lo positivo de estos dato más allá de si hemos ido muchos o pocos”, explicaba el regidor local, que se mostraba “razonablemente satisfecho de la asistencia en todas las franjas de edad sin excepción”. El alcalde aprovechó cada intervención en los medios para hacer un llamamiento a los jóvenes dada la alta incidencia en los cursos más altos de los institutos locales.

“Ahora toca seguir siendo muy prudentes y responsables, esta tercera ola está lejos de acabar y la incidencia aún seguirá siendo al alza”, comentó el alcalde, que además quiso mandar ánimo y fuerza a todos los positivos, “sobre todo a los que tienen síntomas o están ingresados”.

El alcalde quiso agradecer el desarrollo del cribado masivo a la Junta de Castilla y León, administración encargada de la organización en primera instancia. Califica de “excelentes profesionales” al equipo de 18 personas desplazado hasta la villa este miércoles y jueves. Por supuesto, no faltan palabras de agradecimiento para el personal del Ayuntamiento de Cuéllar volcado en el pabellón y en la piscina, a Policía Local, a Protección Civil y Cruz Roja, además de a sus dos compañeros ediles, Tomás Marcos y Raquel Gilsanz, que prácticamente pasaron las dos jornadas de cribado en el pabellón. El alcalde de Cuéllar ha querido agradecer por último la labor del Restaurante Micasa, que abrió sus cocinas para dar de comer a los profesionales que practicaron los test a más de 4.000 personas estas dos jornadas.

“El covid no acaba con esto en Cuéllar”, es la frase que el alcalde de la villa destacó el pasado jueves, por lo que la precaución debe ser la herramienta de todos los vecinos de la comarca estos días.

Destacable organización

El comentario general entre la vecindad ha sido, pasadas dos intensas jornadas en las que el cribado ha copado las conversaciones, la buena organización del dispositivo. A pesar de la enorme afluencia de vecinos de toda la comarca, las colas permitieron mantener la distancia de seguridad. No faltó la disposición de todo el personal autorizado, como Protección Civil; gracias a sus voluntarios, personas con minusvalías, dificultades físicas y dolencias, pudieron acceder al cribado con seguridad. Los ancianos no esperaron la estimada hora y media de cola para el test gracias a su labor. Policía Local organizó el espacio minimizando el exterior en caso de lluvia, así como priorizó el aparcamiento y mantuvo el orden en todo momento. Cruz Roja ayudó en la toma de datos y agilizó el paso previo al test, haciendo de esta experiencia algo menos desagradable. Igualmente, los vecinos destacan la amabilidad de los profesionales que, sabiendo que la prueba es molesta, tranquilizaron e informaron a cada persona con toda amabilidad.