San Ildefonso CNV Encuentro Mujeres Emprendedoras Accion Local KAM6241
Más de un centenar de personas, en su mayoría emprendedoras, asistieron al encuentro en la Real Fábrica de Cristales. /KAMARERO

La Real Fábrica de Cristales de La Granja albergó ayer el I Encuentro de Mujeres Emprendedoras de la provincia, organizado por los cuatro grupos de acción local: Honorse-Tierra de Pinares, Segovia Sur, Aidescom y Codinse. Más de 120 mujeres participaron en esta reunión, con el objetivo de exponer la realidad y el potencial que tiene la mujer emprendedora en el medio rural segoviano. En este sentido, una de las principales conclusiones que se extrajo fue que el 67% de las mujeres rurales de Castilla y León consideran atractivo emprender.

El evento, enmarcado en la Estrategia de Empleo y Emprendimiento de la Mujer en el ámbito agrario y agroalimentario de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, visibilizó la labor de las mujeres emprendedoras en el medio rural, su labor como fijadoras de población y su papel clave en los ámbitos económicos, políticos y sociales.

Moderado por el periodista José María Nieto, contó con la participación de representantes institucionales como el director general de Desarrollo Rural de la Junta, Jorge Izquierdo; y el alcalde del Real Sitio, Samuel Alonso. Asimismo, uno de los platos fuertes del encuentro fue la ponencia de Alicia Rubio, investigadora de la Universidad de Murcia y del Observatorio del Emprendimiento de España, quien destacó la relevancia que está adquiriendo el mundo rural, pues el porcentaje de mujeres inmersas en procesos de emprendimiento en el ámbito rural es mayor que en el entorno urbano, siendo un 22% de iniciativas de emprendimiento rurales frente a un 17% de iniciativas urbanas.

Alicia Rubio resaltó también que, en el ámbito rural, el perfil de la emprendedora es el de una mujer autónoma con una edad entre 25 y 44 años y con una formación de Secundaria o superior. “La diferencia más destacada entre el perfil rural y urbano se encuentra en el nivel de renta, donde las emprendedoras urbanas superan su presencia en el tercio superior de renta”, señaló Rubio. Además, la investigadora comentó que las empresas del ámbito rural operan en su mayoría en el sector servicios o consumo, pero en menor medida que en el contexto urbano.

Las principales conclusiones de su investigación son que cada vez hay más mujeres rurales en proceso emprendedor. Las mujeres del ámbito rural se sienten más preparadas y apuestan en un gran número por el sector servicios, aunque falta innovación y nuevas tecnologías en comparación con el ámbito urbano.

Debate

Otro de los momentos más destacado de este primer encuentro fue el debate entre cuatro mujeres inspiradoras de las cuatro zonas de la provincia de Segovia. Las participantes de este debate contaron sus proyectos, sus inquietudes y experiencias que les han permitido alcanzar el éxito de sus iniciativas. Así, Lucía Arranz, que dirige Saborea en Cuéllar, una tienda de productos exclusivamente segovianos, apeló a la importancia de “apostar por nuestras iniciativas, por nuestros negocios». Por su parte, Eva María Arranz, puso en marcha en 2009 La Criba de Valseca, una iniciativa empresarial que tiene como objetivo poner en valor el afamado garbanzo de Valseca. Para ella, la fórmula de su éxito ha sido la familia, su pueblo, un buen producto y mantener la esencia de las tradiciones y raíces para ofrecer un producto de calidad.

En la misma línea, Nadia Arribas, veterinaria, ha sido capaz de idear un sistema de reciclaje de los residuos sobrantes de la industria hortofrutícola familiar, para alimentar vacas de la explotación ganadera que ella misma ha creado en Mozoncillo, con mucha capacidad de crecimiento. “El medio rural es el futuro, debemos encontrar la manera de desarrollar las posibilidades que nos ofrece y adaptarlas a la evolución social”, señaló.

También participó Raquel Bartolomé, artista de Matabuena, cuyo trabajo ha sido reconocido con distintos premios y becas, como la Beca de Arte Contemporáneo Fundación Villalar Castilla y León. Además, su obra ha estado expuesta hasta hace unas semanas en el Museo Esteban Vicente de Segovia y forma parte de reconocidas colecciones como las que poseen Caja Granada, la Diputación Provincial de Segovia, o la Fundación Siglo para las Artes de Castilla y León. La artista coincidió en “las capacidades que ofrece el medio rural y la importancia de la creatividad para conseguir modelos de negocio sostenibles y resilientes”.

Durante el acto, se puso de manifiesto el incremento de la participación de la mujer en actividades emprendedoras, convirtiéndose así en un imperativo social, no sólo por su contribución potencial al tejido productivo y al avance socioeconómico, sino por el acercamiento a los objetivos de igualdad y diversidad marcados en las agendas institucionales. En este sentido, en el evento se destacó la importancia de desarrollar acciones que refuercen y amplíen los roles de las mujeres en los ecosistemas de emprendimiento e innovación, para lograr una participación más activa como inversoras y facilitadoras de la puesta en marcha de iniciativas empresariales.

Formación y visibilidad

La Junta de Castilla y León trabaja por la visibilidad de la mujer rural a través de la Estrategia de Empleo y Emprendimiento de la Mujer en el ámbito agrario y agroalimentario. El director general de Desarrollo Rural, Jorge Izquierdo, que ayer asistió al encuentro de La Granja, explicó que los ejes de trabajo de esa estrategia son: formación, empoderamiento, emprendimiento y visibilidad. Así, destacó que la Junta ha destinado 50 millones de euros a esa estrategia, con 30 medidas y 15 grandes objetivos. Muchas de ellas ya se encuentran en marcha, según indicó, entre las más de 500.000 mujeres de Castilla y León que viven en el ámbito rural, en municipios de menos de 20.000 habitantes. “Son el motor del medio rural”, subrayó Izquierdo.

También destacó que entre los años 2018 y 2020, 2.300 jóvenes se han incorporado al sector agrario, de los que 776 son mujeres, un 34%, cuando hace pocos años no llegaba al 20%. Para el director general, la formación es un eje fundamental, y recordó que Castilla y León cuenta con ocho centros integrados de formación profesional, concretamente dos en la provincia de Segovia, uno en la capital y otro en Coca. Jorge Izquierdo insistió en la importancia de la mujer emprendedora para esta Comunidad y elogió también la labor de los grupos de acción local.