Ejemplares de Ford-T se exponen estos días en Turégano, La Granja y Pedraza

Los coches antiguos vuelven a cobrar protagonismo en nuestras carreteras, después de que los miembros del Club Ford de España hayan decidido reunirse en Turégano.

Cualquiera que haya estudiado las cadenas de producción y el trabajo en equipo desde la empresa, conoce su nombre, Henry Ford; el hombre que llegó a lograr que uno de sus vehículos, el Ford-T, fuese nombrado varios años después de su muerte, a finales de los años noventa, mejor coche del siglo XX.

Hoy -y ayer también- una cifra cercana a las dos decenas de estos vehículos, recorre las carreteras de Segovia y queda aparcada en algunas de las plazas más significativas de la provincia, como las de Turégano, La Granja, o la Plaza Mayor de Segovia.

“Vienen de Santander, Burgos, Logroño, Castellón, Madrid… de todas partes”, relata Miguel, uno de los artífices de que esta concentración del Club Ford España, de reciente creación (un año de parto y dos meses de vida oficial), diese comienzo ayer en Turégano y llegue hoy a la Plaza de los Dolores granjeña por la mañana y a los pies del Ayuntamiento de Segovia por la tarde.

La elección de Segovia como punto de encuentro tiene fácil explicación: “llevar estos coches tan antiguos por autovías es muy difícil, hasta aquí han llegado la mayoría en remolques, y esta provincia está llena de carreteras tranquilas, bonitas y estrechas, en las que uno se puede manejar a cuarenta o cincuenta kilómetros por hora”, comenta Miguel, para quien estos trayectos “los disfruta el conductor y los disfruta el coche”.

El suyo, con un ‘5’ en la parte frontal, es uno de los más de veinte Ford-T y Ford-A que, representando la mejor época de producción de la casa, comprendida entre los años 1908 y 1927, estará hasta mañana a disposición de los ojos segovianos para ser contemplado y admirado.

“Correr no corren, pero no se paran”, confesaba riendo Miguel, quien ha confeccionado un programa que dejará contento a conductores y público, ya que mientras la tarde de ayer fue de bienvenida y recepción, la mañana de hoy será de traslado al Real Sitio, donde los coches permanecerán aparcados junto al Ayuntamiento de 12:30 a 14:00.

Por la tarde, los vehículos se desplazarán hasta la capital, donde se expondrán de 17:30 a 19:45, y mañana domingo, tras regresar de 9:30 a 11:30 a la plaza de Turégano, la colección de Ford viajará a la Plaza Mayor de Pedraza.