Un año ha transcurrido desde que el popular dulzainero Paco García Contreras dejase un hondo penar con su fallecimiento tanto a familiares como a amigos y a todos aquellos que se relacionaron con el folclorista.

Doce meses después de la desaparición de García Contreras, su pueblo, Caballar, le rindió homenaje en un acto en el que quiso estar presente el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, junto a varios alcaldes de la zona, entre los que se encontraba el diputado provincial Juan Montes.

Acompañando así a la familia del emblemático folclorista y a la alcaldesa de la localidad, Susana Gómez, los participantes en el acto acudieron en primer lugar a la inauguración de la calle Los Pako’s, cuya placa descubrió Miguel Ángel de Vicente entre sonidos de dulzainas y tamboriles y aplausos. Instantes más tarde, más de medio millar de personas se reunió en la plaza de El Nogal de Elías, en torno al escenario, para disfrutar de una tarde de actuaciones de grupos procedentes del propio municipio, de Espirdo, de Turégano, de Hontoria, de Fuentesaúco de Fuentidueña y de la capital, que hicieron a todos recordar el sonido y la figura de García Contreras, de quien se destacó tanto su humildad como su humanidad.

A lo largo de la tarde fueron varios los intervinientes e intérpretes que recordaron cómo con su dulzaina “recorrió pueblos y barrios de Segovia, dejando una huella imborrable” y logrando que “no hubiera rincón de la provincia en el que no tuvieran conocimiento de su música”, como manifestó el presidente de la Diputación. De Vicente, además, quiso señalar que, “gracias a personas como él, nuestra provincia tiene identidad propia”, añadiendo que “su legado inmaterial quedará para siempre con nosotros” y que “sus enseñanzas ya suenan en las dulzainas y los tambores de sus alumnos”.

Esos alumnos, sus nietos y sus hijos fueron los encargados de poner el broche final a la tarde, tocando y cantando en su honor y su memoria en una jornada de lo más emotiva.