Las obras han comenzado a desarrollarse en dos de las calles más complicadas de Cantimpalos. / L.M.
Publicidad

Para mejorar la seguridad vial de Cantimpalos, el Ayuntamiento está llevando a cabo la construcción de dos pasos de peatones elevados con la función de reducir la velocidad de los vehículos por el casco urbano. Esta obra permitirá mejorar la movilidad de los peatones, especialmente de las personas con movilidad reducida, aumentar la seguridad e incrementar la visibilidad entre peatones y conductores. También se han rebajado el trozo de aceras para una mayor seguridad.

La construcción e instalación de los pasos se ubica en las calles la Iglesia y Plaza Mayor, dos puntos muy peligrosos por el gran tránsito de viandantes de la localidad, siendo una zona de concentración de establecimientos comerciales y de servicios. La empresa Israel Llorente Soto de Cantimpalos, es la encargada de ejecutar dichas obras, según proyecto redactado por el arquitecto municipal Joaquín Abertos Díez, con un presupuesto de unos 8.000 euros.

Los pasos de peatones tendrán siete por cuatro metros de longitud con una pequeña elevación en todo el ancho de la calle según estipula la ley, contemplándose sus correspondientes rampas de entrada y salida de un metro y medio de longitud pegadas de las aceras peatonales de la calle, de acuerdo con la normativa, además de la señalización vertical necesaria para advertir a los conductores de los vehículos de su existencia, proyectándose a 25 metros antes de cada uno de los pasos.