Armas incautadas a los dos cazadores infractores. / el adelantado
Armas incautadas a los dos cazadores infractores. / el adelantado
Publicidad

Agentes medioambientales del Servicio Territorial de Medio Ambiente han denunciado a dos cazadores que se encontraban realizando esperas nocturnas al jabalí autorizadas en el coto de caza de Fresno de Cantespino, por emplear productos atrayentes prohibidos, como hidrocarburos y resina de haya, con la finalidad de atraer en mayor medida a los jabalíes de la zona.

Los agentes detectaron días antes el uso de estas sustancias que se encontraban impregnadas en suelo y troncos de los árboles cercanos a los puestos de caza utilizados. Tras la identificación de los cazadores, los agentes medioambientales decomisaron dos rifles de gran potencia y varias sustancias que habían sido utilizadas como atrayentes. La utilización de estos elementos es una práctica ilícita que puede dar lugar a sanciones administrativas, según la Ley de Caza de Castilla y León.

Conforme a lo establecido en la Ley 4/1996, de 12 de julio, de Caza de Castilla y León, en relación con los medios y procedimientos de caza no autorizados, se prohíben los siguientes medios: venenos y cebos envenenados; productos anestésicos; productos atrayentes; reclamos de especies no cinegéticas, vivos o naturalizados, y los de especies cinegéticas vivos cegados o mutilados, así como todo tipo de reclamos eléctricos o mecánicos, incluidas las grabaciones; dispositivos eléctricos y electrónicos que puedan matar o aturdir; fuentes luminosas artificiales; lazos, cepos y anzuelos; redes y trampas; gases asfixiantes y humo; explosivos; liga o similares e inundaciones de madrigueras.

Desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente se hace un llamamiento a los ciudadanos y gestores de acotados para que, si descubren este tipo de prácticas ilegales, lo pongan en conocimiento de los agentes de la autoridad.