Diez personas han sido detenidas por la Guardia Civil dentro de la ‘Operación mesonero’ como presuntas autoras de diferentes delitos, como pertenencia a grupo criminal, robo con violencia e intimidación o tráfico de drogas. Se trata de un grupo criminal que actuó en diferentes municipios de la provincia con implicación en Coca, Cuéllar y alrededores. Esta operación ha sido llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Segovia, apoyados por la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC), Servicio Cinológico can ‘Slavo 20-33’, así como otras unidades.

Las diligencias instruidas junto a los detenidos, fueron entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Santa María La Real de Nieva. Se decretó el ingreso en prisión de tres de los implicados.

Comienzo de la investigación

La investigación por parte de la Guardia Civil de Segovia comenzó a raíz de un robo con violencia e intimidación utilizando un arma de fuego en un domicilio con habitantes en la localidad de Coca el 6 de octubre de 2021. Se inició entonces un opertaivo para esclarecer los hechos, de la que se descubrió que uno de los presuntos autores era amigo de los residentes en la vivienda, el cual llevó a las otras dos personas con la finalidad de adquirir hachís. Una vez en la vivienda, uno de ellos sacó un arma de fuego e instó a los moradores a entregarle el dinero y la droga que poseía, dándose posteriormente a la fuga en el vehículo del amigo que les llevó hasta el domicilio.

Se pudo deducir que los hechos se produjeron con el objeto de sustraer la droga y el dinero de los beneficios de la venta de la misma, sustrayendo unos 1.800 euros y una cantidad de droga sin determinar. Se logró identificar a dos personas residentes en la localidad de Pedrajas de San Esteban (Valladolid) como autores del robo con violencia e intimidación, procediendo a su posterior detención.

Se pudo evidenciar que fue el amigo de las víctimas quien organizó la entrevista y planificó el robo con el fin de obtener un beneficio para poder afrontar una deuda de droga, que él mismo mantenía con su proveedor habitual, tratándose de un ciudadano marroquí residente en Cuéllar. Así, se procedió a la detención de la tercera persona, al tratarse del autor intelectual e inductor del hecho y máximo beneficiario del dinero y droga sustraídos.

Se pudo corroborar la existencia de un delito contra la salud pública relacionado con el tráfico de drogas por lo que se continuó con la investigación. Las dos víctimas del delito de robo con violencia e intimidación, junto al amigo que había orquestado tal hecho, continuaron con su actividad de tráfico de drogas y fueron todos ellos detenidos en el transcurso de un viaje que realizaron conjuntamente a Madrid para adquirir sustancia estupefaciente que pretendían distribuir en la localidad de Coca y alrededores.

Operación mesonero. / GUARDIA CIVIL - MINISTERIO DEL INTERIOR
Operación mesonero. / GUARDIA CIVIL – MINISTERIO DEL INTERIOR

Investigación paralela

Al mismo tiempo se inició una investigación paralela sobre el principal proveedor de la droga que vendían los detenidos en la primera fase, pudiendo comprobar como una persona, junto con su cuñado, suministraban droga desde la localidad de Cuéllar a numerosas localidades de la provincia de Segovia. Ambos, de nacionalidad marroquí, poseían la infraestructura necesaria en Marruecos y en la zona de Algeciras para adquirir fardos de hachís, transportarlos en narcolanchas y trasladar la sustancia hasta la localidad de Cuéllar, mediante el empleo de un vehículo lanzadera y otras medidas de seguridad, para distribuirla en provincia de Segovia.

Fue posible constatar que los autores habían adquirido cuatro fardos de hachís en Marruecos y pretendían introducirlos en la península. Sin embargo, no lograron el paso de la droga por el Estrecho de Gibraltar debido a la extrema vigilancia existente en la zona, llegando a intentarlo hasta en tres ocasiones sin éxito y posponiendo el transporte sin fecha determinada.

Por todo ello, se inició la fase de explotación durante una adquisición de sustancia estupefaciente de menor cantidad que los investigados adquirían en provincias limítrofes a Segovia, interceptando el vehículo utilizado para el transporte. Oculto en su interior se halló sustancia estupefaciente para la venta a terceros, procediéndose a la detención del conductor. Inmediatamente después se conformó un dispositivo policial tendente a la detención del resto de implicados en el delito, llevándose a cabo dos registros domiciliarios en la localidad de Cuéllar con la finalidad de intervenir la sustancia estupefaciente en poder de los autores y de los medios utilizados para el tráfico de drogas.

De la droga interceptada en el viaje, así como de los registros domiciliarios, se incautó a los detenidos, un total de 3.857,60 gramos de hachís, instrumentos para el tratamiento y venta de la sustancia estupefaciente, dinero en efectivo y otros objetos. Con esta operación se ha conseguido desactivar un punto de venta de drogas al por menor en la zona norte de la provincia.