Este fin de semana se espera que numerosas personas recorran los pasill0s y se paren en los stands del pabellón ferial. / nerea llorente
Publicidad

La industria agroalimentaria tiene sin duda este mes de diciembre en Fuentepelayo el escaparate perfecto para mostrar lo mejor de la producción local, regional y hasta nacional, porque en la XIII Feria de Alimentación se puede encontrar miel con cúrcuma de Aranda de Duero, hasta anchoas de Santoña, con degustaciones incluidas. A la muestra de alimentos se unió hace ocho años la VIII de Mascotas, en el recinto de La Panera, donde estos días hay que ver la gran diversidad de gallinas que existe, así como otro tipo de aves, como gallos, patos y pavos  y encabezando la exposición un pequeño hurón, que hace las delicias de los más pequeños, pero sin acercarse demasiado. Y hace cuatro años, el Ayuntamiento de Fuentepelayo decidió ampliar el escaparate con la Feria del Regalo, por aquello de la cercanía de las fechas navideñas, para que los visitantes puedan elegir entre productos, en su mayoría artesanos, y de calidad. Ayer al mediodía se inauguraba la última feria del año en la provincia, concretamente en Fuentepelayo, una de las localidades que acoge otro de los eventos más importantes relacionados con el sector agrícola y ganadero, como es la tradicional Feria de ‘El Ángel’. La Feria de Alimentación, Mascotas y Regalos es la feria ‘chica’, la que precede a la grande, ya en marzo, para terminar el invierno.

Este año, la muestra coincide con el largo puente festivo de la Constitución y la Inmaculada, y los organizadores esperan que estos dos días cerca de 4.000 personas visiten la localidad y se paseen, vean y compren los productos y animales que se exponen en La Panera y en el pabellón multiusos Gabriel Martín. Así lo espera el alcalde de Fuentepelayo, Jesús Macario Arribas, quien acompañado por otros concejales de la corporación municipal, inauguró la feria y fue dando la bienvenida y saludando a los feriantes que ocupaban los cerca de treinta expositores de regalos, artesanía, textil, complementos y alimentación. “La Feria de Alimentación, Regalos y Mascotas de Fuentepelayo es el último evento que organizamos en el municipio antes de que finalice el año y llegue la Navidad. Aprovechamos este puente festivo para su celebración, con el objetivo de que puedan venir a nuestra localidad un mayor número de visitantes y así puedan realizar ya algunas de las compras navideñas o que les puedan hacer falta para el final de año”, explicaba el alcalde.

El principal objetivo de esta feria es que tenga continuidad, porque en los últimos años se ha reducido el número de expositores, a pesar de ser gratuíta la  participación, y la mayoría espera regresar a la cita de ‘El Ángel’ el próximo año. Además, el regidor comenta que se intenta “localizar, delimitar y acondicionar cada vez mejor nuestras instalaciones (que los expositores siempre valoran con muy buena nota), para que tanto el público como los expositores estén lo mejor posible y así que se llame cada vez más la atención del público. En definitiva, la feria es una inyección económica para el pueblo, que cuenta con buenos establecimientos, restaurantes y bares, además de numerosos atractivos turísticos y naturales que ver y disfrutar”.

Hoy domingo y ayer por la tarde son los momentos con una mayor afluencia de visitantes a la feria. Eso esperan los artesanos que mostraban sus delicias, creaciones y regalos en los expositores. Desde Zamora han llegado los mejores chocolates naturales para endulzar este mes, o probar el más puro chocolate negro, para los amantes del cacao de verdad. También desde Cuéllar, han traído, este año por primera vez, bacalao de calidad, un plato muy típico en esta zona. Otro artesano, de Aranda de Duero, ofrece miel con cúrcuma, única y con muchas propiedades para mantener una buena salud. Tampoco faltan los embutidos ibéricos de Salamanca, los encurtidos, las cervezas artesanales y las anchoas de Santoña, exquisitas de verdad.

Ropa, joyas, juguetes, muñecos, cestería, cuero, colchones y hasta un rincón para la Thermomix llenan el resto de stands del pabellón ferial, dejando el recinto de La Panera para las mascotas, con las que los más pequeños se pueden hacer fotografías.

Todos los expositores se mostraban ayer confiados en que esta Feria de Alimentación, Mascotas y de Regalos funcione y vendan sus productos, porque Fuentepelayo nunca falla.