biblioteca WEBB
Publicidad

La Concejalía de Cultura de la villa de Cuéllar se une un año más al movimiento de celebración del Día Internacional de la Biblioteca, que se conmemora hoy mismo. La propuesta surgió desde 1997 y gracias a la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil, apoyada por el Ministerio de Cultura, en recuerdo de la destrucción de la Biblioteca de Sarajevo. Este acontecimiento internacional es causante de las actividades previstas para hoy, que tienen por objetivo trasladar a la opinión pública la importancia de las bibliotecas como lugar de encuentro de lectores de cualquier edad, y de la propia lectura como un instrumento de mejora de la formación y la convivencia humana; “el libro, al final nos une a todos”, comentó la concejala de Cultura Para todo esto, se celebra en la Biblioteca Municipal el Mercadillo del Trueque.

La concejala Sonia Martín y la técnico de la Biblioteca Municipal, Nuria Tardáguila, explicaron en qué va a consistir desde que comience a las 18.00 horas hasta que finalice a las 20.00 horas. Se trata de un intercambio de todo aquello que ya no se usa o no resulta útil, pero todavía se conserva en buen estado. Se busca una manera de reciclar y dar una nueva vida a los objetos sin la intervención del dinero. se acepta de todo: ropa, calzado, decoración, libros, material de oficina, herramientas, juguetes, música en CD o películas en DVD. Se puede intercambiar con la propia biblioteca o hacer el trueque con los presentes. Está dirigido a todo tipo de público interesado en el intercambio de productos sin gastar un solo euro, y siempre y cuando se llegue a un acuerdo entre las partes.

NUEVOS PROYECTOS Esta es la propuesta para celebrar el Día Internacional de la Biblioteca en Cuéllar, en unas instalaciones que han crecido por dentro en todos los sentidos. La flexibilidad del horario, la adquisición de nuevo material e incluso en el personal que trabaja en ella. Sonia Martín explicó que de esta manera, la de Cuéllar, es ahora una de las bibliotecas más importantes de la provincia de Segovia. “Queremos una biblioteca para todos”, comentó, y recordó que el proyecto de accesibilidad para la segunda planta sigue vigente, a la espera de que se pueda realizar. No obstante, se están planteando otros proyectos para mejorarla aún más. Se ha planteado bajar los techos, que en algunas zonas llegan hasta los cuatro metros de alto, con el consecuente desperdicio de luz y de energía calorífica. Se quiere mejorar la iluminación y contribuir a la eficiencia energética. “Además, el lector y el usuario necesita un ambiente más cálido, es necesario y apostamos por ello para los presupuestos del año que viene”, añadió Sonia. También se estudiará la posibilidad de adquirir algún equipo informático nuevo y libros de todo tipo.

LIBROS ÚNICOS La concejala explicó también que se está apostando por otro tipo de libros. Desde el centro coordinador se envían numerosos ejemplares de los más vendidos, así como DVD, cuyo catálogo de préstamo es amplísimo y muy actual.
Por otro lado, la Biblioteca Cronista Herrera está buscando un libro más único, “ese que no se encuentra en cualquier biblioteca”. Es aquel en el que las ilustraciones “son bonitas, especiales, porque siempre se da más importancia al escritor, y hay que dar más valor al ilustrador; un buen libro ilustrado a veces no necesita ni palabra, los hay magníficos, siempre acompañados del texto, pero queremos dar importancia a ese libro de grandes ilustraciones y encuadernaciones”, señaló. de igual modo, al querer fomentar una biblioteca para todos, se han adquiridos libros de diferentes necesidades informativas que puede tener la ciudadanía. Así, en las instalaciones de Cuéllar se pueden encontrar cuentos y libros sobre Síndrome de Down, Asperger, autismo, discapacidades físicas e incluso explicaciones infantiles sobre el cáncer con “El pañuelo Mágico”. Todos estos ejemplares están a disposición del público y en préstamo. Para los adultos se está trabajando igualmente, y se están sumando al catálogo libros de cocina o de labores, entre otros.
Martín añadió algunos datos sobre el funcionamiento de la biblioteca para conmemorar este día sabiendo que este centro se usa, y mucho. La media de usuarios es de 80 al día, con varias jornadas que alcanzan los 100. Los lunes son los que más se frecuenta, y el público es muy variado, hasta familias completas. La concejala destacó que ha sido crucial la selección de personal en las instalaciones, con técnico y auxiliar -el plazo para optar al puesto ha vuelto a salir vacante esta semana- que desempeñan una labor específica y facilitan el buen desarrollo de la biblioteca.

Todas las iniciativas, sumada a la campaña de animación a la lectura, con novedades y gran aceptación del público, están haciendo crecer a la Biblioteca Cronista Herrera de Cuéllar, que hoy está de enhorabuena.