Desinfección de Cuéllar ayer lunes.
Publicidad

Desde el viernes y al igual que en toda la provincia, la desinfección es tarea obligada en Cuéllar. Desde primera hora, parte de los operarios de servicios municipales se afanan por desinfectar todos los rincones de la localidad, desde las vías públicas hasta elementos urbanos como contenedores o cajeros externos. Están utilizando todos los medios materiales y humanos disponibles para esta labor, con hipoclorito sódico, la sustancia que se ha recomendado para llevar a cabo esta limpieza de la manera más eficaz. La baldeadora municipal está desinfectando vías más amplias  para la seguridad de los vecinos, que están cumpliendo el confinamiento con orden y disciplina, según se puede comprobar a simple vista en las calles.

En Cuéllar, los medios técnicos permiten esta desinfección que en otros pueblos se está realizando con tractores y con los medios que la Diputación de Segovia está facilitando.