Los dirigentes del área de servicio ‘Mirasierra’, ubicado en el término de Santo Tomé del Puerto, muestran su descontento por los controles realizados por la Guardia Civil en la vía de servicio, próximos a su complejo hostelero. Los responsables del área explican que los controles se llevan a cabo desde “el viernes 30 de octubre, en horario de 7.00 a 21.00” y aseguran que “como lo hacen en la puerta de nuestro área, lógicamente no entra nadie”.

Estas decisiones, “nos están causando un perjuicio económico muy importante, además de tener ya media plantilla en ERTE”, reconocen. Aun así muestran su comprensión a las medidas tomadas, relativas a los controles: “Nosotros no estamos en contra de dicho control”; y proponen alternativas para no ver perjudicado su negocio: “Les hemos manifestado que, por favor, hagan el control detrás de nuestro hotel que hay un parking inmenso de vialidad invernal, que en los meses fuertes del confinamiento (marzo, abril, mayo y junio) era donde los hacían”.

Ante la negativa, trasladaron sus quejas a la subdelegada de Gobierno de Segovia: “Hablamos con ella y nos dijo que tratarían de dejarnos trabajar y que hablaría con la Guardia Civil, pero de momento no tenemos solución alguna. Creo que fueron palabras bonitas”.