AEGC estado cuarteles guardia civil 3 1

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha denunciado el mal estado en que se encuentran varios cuarteles de la provincia, y recuerdan que hace casi tres años desde que se advirtió de dicha situación, sin que se hayan puesto en marcha soluciones.

Ya en febrero de 2019 esta asociación alertó de los defectos en el puesto del Real Sitio de San Ildefonso, “que literalmente se caía a pedazos“, y que según anunció la Subdelegación del Gobierno y la propia Comandancia de la Guardia Civil era entonces una “prioridad”, como otros cuarteles que se encontraban en idéntica situación.

Pues casi tres años después, no solo no se han reparado todos sino que el problema ha empeorado al unirse otros cuarteles a la lista negra de edificios ruinosos por la falta de mantenimiento“, recuerdan en la AEGC, que además reprochan el que desde esa fecha se hayan realizado “numerosas obras” en la Comandancia de Segovia, obras que desde AEGC “consideramos totalmente innecesarias cuando se están dando en la provincia otras prioridades más urgentes, como es la construcción que se está realizando en la actualidad de un nuevo salón de actos, cuando ya se dispone de uno, mientras se sigue sin invertir un euro en Boceguillas, por ejemplo, donde han tenido que poner cartones en las ventas de los pasillos para que no pase el frío y donde hay agentes que tienen que usar los baños de otros compañeros porque los suyos tienen las tuberías en mal estado”.

AEGC estado cuarteles guardia civil 1

Aparte de estas deficiencias, hay otras cuestiones que hacen que Segovia no sea uno de los destinos atractivos para trabajar, y que provocan “fuga de efectivos”. “Tenemos unidades de reciente creación, como el Núcleo de Servicios, que además de sus cometidos propios, vigilancia y control de acceso a la Comandancia y conducciones de presos, prestan otras labores como es la seguridad de la Subdelegación del Gobierno. “Esto ha supuesto que se hayan quedado muy cortos de personal y tengan que ser otras unidades las que vayan a prestar sus servicios allí. La Guardia Civil ha vuelto a una de sus prácticas habituales: desvestir una unidad para vestir otra, o lo que es lo mismo, perjudicar un servicio para sacar otro adelante”.

“Se detraen agentes de los cuarteles para prestar labores burocráticas o de investigación. Los mal llamados ‘agregados‘ o personal de apoyo, con la excepción de los Equipo Roca que son los únicos que están regulados, hacen que el número de guardias civiles que prestan servicio en la calle se vea seriamente mermado, con los perjuicios que eso conlleva para los ciudadanos y los propios guardias. Los primeros reciben un deficiente servicio y a los segundos se les quitan descansos y se les niega sistemáticamente la conciliación de la vida laboral y familiar, y lo más grave, como hemos podido comprobar este verano, se pone en peligro su integridad física (al menos cuatro agentes han causado baja para el servicio por haber sufrido agresiones)”, añaden.

La AEGC concluye señalando que la carencia de personal y el mal empleo del existente, “hace mella en la conciliación de la vida laboral y familiar, se deniegan derechos como la adaptación horaria a madres y padres guardias que lo necesitan“. Y recuerdan que hay “carencia de vehículos“.

“Desde AEGC esperamos que esta vez las buenas palabras e intenciones tanto de la Subdelegación del Gobierno como de la Comandancia no se queden en humo y de vedad se pongan manos a la obra y cumplan con los guardias y con los ciudadanos segovianos”.