Publicidad
ALEJANDRO MARTÍN / SEGOVIA

Tras el concurso de recortes de ayer por la noche, llega el plato fuerte de la feria taurina de El Espinar aun con el respeto a los brotes que están surgiendo en la zona. La primera corrida tras el confinamiento en la provincia cuenta con una rematada terna, Enrique Ponce, Paco Ureña, Antonio Catalán ‘Toñete’, y toros de Zalduendo. En esta inédita temporada, Ponce se ha convertido en el hombre del año al copar la apertura de los principales carteles programados hasta el momento y por sus asuntos amorosos, extensibles a la prensa rosa.

En menos de una semana ha acumulado cinco compromisos. Osuna (Sevilla), Navas de San Juan (Jaén), Huelva, Plasencia (Cáceres) y El Puerto de Santa María (Cádiz) han sido testigos de la quinta juventud del diestro de Chiva. Además, ya sumó una corrida más en el ciclo de Olivenza (Badajoz) antes de que llegara el grueso de la pandemia y toreó hasta en 16 tardes en América. La última vez que pisó un ruedo segoviano fue hace cuatro años, en 2016, en el homenaje a Víctor Barrio.

El caso de Ureña es el opuesto a Ponce. De ser el triunfador de la pasada campaña, al salir por la Puerta Grande de Las Ventas y en las Corridas Generales de Bilbao, a verse parado en seco, de forma sigilosa. Hoy será la primera vez que se vista de luces en lo que va de año, después de que rompiera su relación de apoderamiento con José María Garzón, con el que llevaba solo unos meses, al no ponerle en alguna de las plazas que ya ha organizado festejos como el caso de El Puerto de Santa María. Por tanto, el murciano abre esta tarde una nueva etapa en su carrera. Superado el percance del ojo de 2018, ahora necesita reencontrarse con el toro para recuperar el lado anímico. La cercanía del coso espinariego con Madrid hará posible la presencia de aficionados venteños donde Ureña es uno de los más queridos. Lo mismo ocurre en la provincia donde tiene puntos de gran predicamento como es el caso de Cantalejo donde estuvo presente en la feria de 2017 y 2018.

Cierra la terna el joven Toñete. Un torero de cualidades artísticas, guiado por el torero vallisoletano Manolo Sánchez, aunque aun le quedan cosas por pulir delante del toro serio. Carga a sus espaldas con la lupa de los más críticos al venir de una familia de las más reconocidas en el ámbito hotelero. Sin embargo, fue uno de los novilleros con más proyección en 2017 y 2018, año en el que tomó la alternativa en Nîmes. En el escalafón mediano ya trenzó el paseíllo en plazas de la provincia como Cuéllar o Sepúlveda, además de El Espinar en dos ocasiones.

El diestro madrileño Antonio Catalán ‘Toñete’, en el patio de cuadrillas de Cuéllar. / A.M.

Ayuso: “El Espinar vuelve a tener un cartel de primer nivel”

Han sido varias las semanas de trabajo para poder llevar a cabo esta corrida. El cierre de los toreros y de la ganadería, la normativa de la Junta, la presentación del cartel en Las Ventas, la venta de entradas… El empresario y torero Rafael Ayuso ha puesto todos sus esfuerzos por devolver a la plaza en la que tomó la alternativa en 2008 el atractivo y la repercusión que tuvo tiempo atrás. “El Espinar vuelve a tener un cartel de primer nivel después de tantos años”, reconoce Ayuso de forma previa; y explica: “Viene Ponce, que lleva 30 años siendo figura; Ureña, que fue el triunfador de la pasada temporada; y Toñete, que es un torero emergente”.

La preocupación, como es lógico, estriba en el problema del coronavirus, aunque Ayuso asegura que “se cumplirá el protocolo”. Para la ocasión, se delimitarán como mucho unas 1.700 localidades. “La venta de entradas va bastante bien y la mayoría del aforo está ya reservado para mantener la distancia de seguridad”, comenta.

LAS CLAVES DE LA TARDE

1- PONCE, EL REVUELO: Antes que saliera a la luz la separación de Enrique Ponce, el diestro de Chiva ya se había propuesto ser el eje de esta atípica temporada, en la que estará anunciado como mínimo en una quincena de corridas. Ahora al factor profesional como figura del toreo, se une el revuelo de su relación con Ana Soria, que ya ha estado en algún festejo como el de Plasencia, Huelva o el jueves en El Puerto de Santa María.

2- UN ‘NUEVO’ UREÑA: Paco Ureña fue el triunfador de la pasada temporada al salir por la Puerta Grande de Madrid y cortar cuatro orejas en las Corridas Generales de Bilbao, pero de momento no ha sumado ninguna corrida este año. Su ruptura con el empresario José María Garzón por desavenencias al no verse en carteles confeccionados por su propio apoderado, unido a las consecuencias que está sufriendo la campaña taurina por la pandemia,le ha llevado a estar en blanco hasta la tarde de hoy donde comienza una ‘nueva’ etapa. Por otro lado, también será la primera tarde para Toñete.

3- LA PRIMERA FERIA DE LA PROVINCIA: El concurso de recortes que se celebró ayer por la noche y la corrida de esta tarde componen la que será la primera feria taurina de la provincia tras el confinamiento. El trabajo y el impulso de la empresa que encabeza Rafael Ayuso ha sido clave para que el territorio segoviano no pase un año en blanco, dado que tal y como se está poniendo la situación con los rebrotes parece que será la única.

4- LOS TOROS: Para la ocasión, se lidia un envío de la divisa de Zalduendo (encaste Domecq, vía Jandilla), cuyo propietario es el empresario mexicano Alberto Bailleres. La ganadería que pasta en suelo extremeño suele entrar en varias de las principales ferias gracias a sus contactos y su buena relación con algunas figuras, aunque por contra su falta de casta no es del gusto del aficionado más purista.