Publicidad

Por sexto año consecutivo, la localidad de Navares de las Cuevas exhibe una muestra de ganchillo, donde pueden contemplarse algunas escenas de la vida rural tradicional.

Además de los adornos que se colocan en farolas o árboles, también las fuentes y otros elementos como el ‘rollo jurisdiccional’ o las fachadas del Ayuntamiento y del Palacio se decoraron con prendas de ganchillo.

Este año también se ha incorporado una réplica del Acueducto de Segovia, elaborada con una estructura de madera, pero cubierta en su totalidad con hilo trenzado con ganchillo, todo gracias a la labor de la Asociación La Villa del Ganchillo de Navares de las Cuevas. La coordinación ha corrido a cargo de Dorita Rodríguez, con quien ha colaborado varias mujeres de este pueblo, que cuenta tan solo con 25 personas empadronadas.

De este modo, la Plaza de la localidad y las calles aledañas se han convertido en una gran muestra al aire libre de trabajos de ganchillo que está recibiendo numerosas visitas de personas de todos los puntos.

Toda esta exposición artesanal y efímera podrá contemplarse hasta el próximo domingo 11 de agosto.

RETAZOS DE HISTORIA Y ARTE
Las escenas que se reproducen en la localidad de Navares de las Cuevas muestran cómo era la vida tradicional en el medio rural. También se encuentra reproducido el Acueducto de Segovia, y se han decorado algunos de los monumentos del pueblo, como el Palacio, la iglesia o el Ayuntamiento. Se rinde homenaje al trabajo a base de ganchillo que durante décadas realizaban las mujeres en los pueblos para vestirse o arreglar prendas. Ahora han vestido a su pueblo.