Personal forestal, en la extinción de un incendio. / JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN
Personal forestal, en la extinción de un incendio. / JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN

Ante las altas temperaturas provocadas por la incursión de una masa de aire caliente procedente de África, la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio declara peligro ‘medio’ de incendios forestales de forma indefinida desde este viernes, 10 de junio, hasta que comience la época de peligro alto (EPA) -prevista inicialmente desde el 1 de julio, sin perjuicio de su posible adelanto si la situación de riesgo general se sigue agravando- ante el incremento del riesgo meteorológico provocado por la entrada de una masa de aire caliente.

Para este fin de semana se espera un nuevo incremento de las temperaturas, con anomalías que superarán, en algunas zonas de la Comunidad, en 12 grados centígrados la media habitual de temperaturas máximas en esta época del año. Además se espera elevada probabilidad de tormenta seca con de vientos erráticos que incrementan la probabilidad de ocurrencia de los incendios y pueden generar comportamientos erráticos que complican la extinción.

La Junta de Castilla y León manda un mensaje a la población para que «siga extremando la prudencia» en sus actividades de trabajo y ocio al aire libre para evitar el inicio de un posible incendio y, en caso de producirse, alerte a través del 1-1-2. Al mismo tiempo, insiste en que la quema de matorral, monte o cualquier resto vegetal se encuentra actualmente «prohibida» ya que puede poner en grave riesgo vidas humanas, poblaciones y otros bienes, así como el patrimonio natural y cultural, y que, además, puede ser constitutiva de delito, por lo que se efectúa un llamamiento a la responsabilidad y a la colaboración ciudadana para evitarlas.