De Vicente recuerda la importancia de no bajar la guardia ante el virus

El presidente de la Diputación visitó los pueblos segovianos incluidos en la zona de salud de Íscar para ofrecer el apoyo de la institución y recordar el problema que puede suponer el confinamiento

Los representantes de la Diputación, con algunos de los alcaldes de la zona.
Publicidad

El presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, visitó las localidades de Mata de Cuéllar, Remondo, Villaverde de Íscar y Fuente el Olmo de Íscar, pertenecientes a la zona básica de salud de Íscar; un área que, al igual que la de Cuéllar, la de El Espinar y la de Villacastín, era incluida el lunes por la consejera de Sanidad, Verónica Casado, entre las 35 zonas básicas de salud de Castilla y León en las que es necesario extremar más la precaución y el cuidado, ya que la tasa de incidencia de PCR positivos está por encima de 2,5 casos por 10.000 habitantes.

De Vicente quiso así mostrar el apoyo de la institución provincial a colaborar con aquellos núcleos poblacionales en los que la situación se ha complicado debido a distintas circunstancias.

Con esta visita, Miguel Ángel de Vicente, quien estuvo acompañado de los diputados provinciales Basilio del Olmo, Noemí Otero y Dionisio García, pudo interesarse por el modo en que, tanto los pueblos como sus habitantes están llevando a cabo las recomendaciones de la Junta de Castilla y León, con el objetivo de no verse obligados a adoptar medidas de confinamiento como las que ya se han tomado en las localidades vallisoletanas Pedrajas de San Esteban e Íscar.

“Como representantes de nuestros vecinos tenemos la responsabilidad de trasladarles la importancia de asumir las medidas de precaución y seguridad establecidas; especialmente el hecho de evitar las aglomeraciones y las reuniones multitudinarias para disminuir los riesgos de contagio”, señala Miguel Ángel de Vicente, quien, como presidente de la Diputación y responsable del Área de Asuntos Sociales de la institución, que gestiona hasta cuatro centros residenciales, ha sido muy consciente desde el inicio de la pandemia de las graves consecuencias que ésta ha tenido en la sociedad.

En los próximos días, Miguel Ángel de Vicente, quien insiste en “trasladar un mensaje de concienciación a la población más joven para que, especialmente pensando en sus mayores y familiares, evite aglomeraciones que puedan contribuir a transmitir el virus”, seguirá aprovechando la mayor libertad de agenda para acercarse a otros pueblos de la provincia y conocer de primera mano las necesidades derivadas de la crisis sanitaria.
Además les recordó los problemas que supone el verse inmersos en procesos de confinamiento.