Autobús en el aparcamiento del polideportivo de Sepúlveda. / E.A.

El paso de la borrasca ‘Filomena’ por todo el país, con una gran descarga de nieve, ha hecho estragos también en la provincia de Segovia, que no en la capital, como consecuencia además del caos generado en Madrid por la nevada registrada en la capital madrileña. Segovia es una provincia en el camino a Madrid, vertebrada por varias de las más importantes vías de comunicación del país, que han quedado prácticamente colapsadas en los accesos a Madrid, suspendiéndose el tráfico por tierra y aire.

La cancelación de todas las conexiones obligó a estos viajeros a pasar la noche del viernes en el estacionamiento de Boceguillas

Prácticamente desde el pasado viernes los aparcamientos para camiones ubicados en la A-1, en Boceguillas y Santo Tomé del Puerto, y en la AP-6, en Villacastín, han acogido a miles de vehículos parados por la nieve, y por la imposibilidad de llegar hasta Madrid, principal destino de la mayoría de los camiones retenidos en la provincia de Segovia. También les pilló ‘Filomena’ por sorpresa en la provincia de Segovia a tres autobuses, con unos 80 viajeros, procedentes, dos de París y uno de Lisboa, que pretendían llegar a Madrid el viernes. La cancelación de todas las conexiones con la capital madrileña, tanto por carreteras como por vía ferroviaria, obligó a estos viajeros a pasar la noche del viernes en el estacionamiento de Boceguillas, junto a los 750 camiones que también se encontraban parados en este parking de la carretera A-1.

La alcaldesa de Boceguillas, Cristina Cristóbal, explicaba ayer la situación de estos viajeros, de los que parte fueron derivados a la localidad de Sepúlveda, siendo acogidos en el polideportivo municipal. La regidora destacó el trabajo llevado a cabo por los agentes de la Guardia Civil, de apoyo y organización a las miles de personas retenidas en Boceguillas, capeando el temporal de nieve y frío de estos días. También subrayó el trabajo llevado a cabo por la Cruz Roja de Cantalejo, cuyos voluntarios repartieron víveres a los camiones y viajeros.

Cruz Roja de Cantalejo les ofreció también comida

A Sepúlveda fueron evacuados los 25 viajeros y dos conductores de uno de los autobuses procedentes de París, al polideportivo municipal, donde fueron atendidos por vecinos de la villa. El alcalde, Ramón López, daba la bienvenida a los viajeros, la mayoría franceses, que conocieron la solidaridad de los segovianos. Cruz Roja de Cantalejo les ofreció también comida y pudieron guarecerse del frío en un recinto cerrado y con calefacción. El alcalde desconocía ayer si iban a pasar la noche en el polideportivo, para lo que ya se habían preparado, por si acaso colchones y mantas. La reanudación del viaje hasta Madrid depende de la mejora de los accesos a la capital, que con toda probabilidad hoy ya habrán sido acondicionados.

De hecho, el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, anunciaba ayer por la tarde que los cerca de 4.500 camiones embolsados en Castilla y León a causa del temporal ‘Filomena’ comenzaron ayer a partir en convoyes, aunque por el momento se mantenía la restricción del tráfico pesado en el corredor que va a Madrid, debido a la situación de las carreteras en esta Comunidad. También preocupan las restricciones en Francia al tráfico pesado, por lo que se trabaja en coordinación con el Gobierno vasco de cara a que los camiones que van hacia Europa puedan salir.